10 d’abr. 2019

Mala uva en la tierra negra catalana




Me mandan un captura de pantalla sacada de Instagram. No dispongo de cuenta en esa red, pero me he reído un buen rato con el pantallazo. Alguien relata un suceso acontecido durante uno de esos festivales rústico-tractoriles de la cosa llamada "novela negra catalana" y que son más sonrojantes que prescindibles. Lo digo yo, que asistí a algunos y se lo que me digo: folklore infantiloide, onanismo nacionalista y ese raro supremacismo acomplejado (¡Qué gustito nos daría Lacan si pudiera asistir a uno de esos festivales, para relatarlos luego!). Intentos fallidos de transformar la ignorancia en cultureta.

La señora que cuenta el suceso expone su rostro como imagen del "tuit": debe haber pensado que la imagen del enfado vale más que mil palabras cabreadas. Es un rostro que pretende transmitir la emoción del enfado y que muestra, también, arrogancia, una soberbia más propia de la "commedia dell'arte".

Lo que cuenta la señora en el tuit es que alguien del público la puso de mala leche. La puso de mala uva porqué dijo que no le gustan las novelas (negras) escritas en catalán ni traducidas al catalán. Si es cierto lo que cuenta, me imagino su perplejidad indignada: ella pensaba que se encontraba ante un auditorio servil y sumiso, un auditorio formado por "els nostres". Y, mira tu por donde, había un discrepante. ¿Como es posible discrepar en un foro afín al régimen de la Cataluña torrezna y defensora de los "prisispilítics"? Pues vaya: allí estaba un discrepante que no solo osaba discrepar, si no que también osó hablar en público. Los indepes no están habituados a eso. No están dispuestos a aceptar la realidad, y cuando la realidad les habla se ponen muy malos. [Nota: ¿por qué piden diálogo quienes no lo quieren?] ¿Que es eso tan grave que dijo alguien del público? ¿Dijo "la república no existe, idiota"?.

Lo que dice la persona discrepante podría ser debatible en parte, pero en general lleva mucha razón y yo estoy con ella: la novela negra catalana es débil y poco atractiva. Eso no es una opinión: es una evidencia. Se venden pocos libros, lo se y me duele, pero de novela negra catalana lo normal sería que no se vendiese ni uno. La señora ofendida, por ejemplo, escribió dos novelitas y la verdad es esa: son dos pseudonovelitas soslayables. Y yo diría que ella lo sabe, que es lo más gracioso. Diría que lo sabe pero se escuda tras la "cosa nostrada". Creo, humildemente, que ella no hace novelas débiles para hacer literatura débil: hace novelas débiles para hacer país. Con lo cual tenemos eso, lo que nos merecemos: un país de mierda.

El tono de la respuesta de la señora contiene una superioridad con ribetes supremacistas que, supongo yo, justifica con su habitual "yo soy profesora de la universidad y tu no". Y es por eso que usa el adverbio "naturalmente" dos veces y en mayúscula, algo más propio del chonismo que de la alta intelectualidad, creo. No solo eso: la señora concluye que quien discrepa es un ignorante y no sabe leer. Algo parecido dijo hace poco Laura Borràs en un debate y así todos pudimos ver que la exconsejera Borràs no es la gran intelectual que nos prometieron.

Y por cierto: Cataluña siempre ha sido bilingüe, se ponga como se ponga. No existe "la lengua propia" de Cataluña, o tan propia es la catalana como la castellana, como lo prefiera. Los argumentos que pretenden argumentarse por "lo natural" no funcionan. Si usted quiere defender que la Tierra es plana, deberá argumentarlo: no vale decir "Naturalmente la Tierra es plana". Como tampoco vale afirmar que "Naturalmente Cataluña es una nación". En el orden natural, ni la Tierra es plana ni Cataluña nación. Quien defienda otra cosa deberá argumentarla con evidencias científicas, pero no con ocurrencias románticas.

Me gustaría pedirle a la señora ofendida que se calme, que se asome a la realidad, que medite, que deje de escribir durante un tiempo si eso es lo que requiere. Quizás los discrepantes le cuentan algo que debería tener en cuenta. Insisto en eso. Quizás deberíamos pensar más antes de ofendernos tan veloces. Olvídese usted por un solo instante de que es profesora universitaria (¿qué criterios usa la universidad catalana, por Dios?), y deje a un lado ese complejo de superioridad tan infundado que exhibe, ese supremacismo ridículo, esa prepotencia que pretende ocultar algo, ese ansia de notoriedad que raya lo patológico. A usted, señora, nadie osa decirle eso porqué la temen o la adulan o la soslayan o la consienten: el emperador anda desnudo. La realidad es esa: el emperador anda desnudo.

Sigan ustedes por ese camino, si lo prefieren, porqué se van a pegar un morrazo monumental. Y yo me alegraré, porqué estoy harto de tanto abuso, de tanto desprecio, de tanto supremacismo y de tanta mentira desvergonzada.

16 comentaris:

  1. Si amigo Bosch. Es criterio eficaz el desdeñar cualquier cosa que se haya escrito en català las últimas cuatro décadas, pero he de decirle que la lectura de su blog me hace albergar la esperanza de que quizá pueda volver a leer en esa lengua con placer, leyéndolo a usted..... (Los pedrolos que me infringieron en el bachillerato, bajo los vientos monzones, me llevaron a otros lugares mas sabrosos, el Caramelo, por ejemplo)

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Gracias por ese comentario generoso y sincero. Somos varios los que sufrimos las lecturas obligatorias de aquellos autores tan poco sugerentes, cuyo único valor era la militancia nacionalista. Con aquellas lecturas le infligieron un mal enorme a una cultura que se debate ahora entre lo ridículo y lo prescindible.

      Suprimeix
    2. Es verdad, hay lecturas muy prescindibles como por ejemplo Josep Pla o Vargas Llosa desde mi punto de vista, claro.

      Suprimeix
  2. Aquesta senyora em va esborrar o bloquejar de Twitter per un comentari que li vaig fer a un de seu una mica en aquesta línia. És au de baixa volada literaria.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. T'entenc de veritat. I també et dic: és millor que no hi tinguis contacte. Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del carajo.

      Suprimeix
  3. Si a las editoriales del tres al cuarto que tenemos consagradas a la "causa" les retirasen las subvenciones, y tuviesen que vivir de los beneficios propios.....

    Hay quien ha entendido la cultura como una forma de vida subvencionada, y no muerde la mano que les da de comer.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. La idea de la cultura subvencionada por minoritaria ha dado resultados nefastos en todo el planeta, pero en Cat no se han enterado. La otra cara del asunto: las iniciativas culturales bilingües o expresadas en lengua castellana en Cataluña son despreciadas por la administración autonómica, y eso las obliga a pedir caridad al estado, que debería responderles que eso es una incumbencia (competencia) del departamento de cultura autonómico. La necesidad de intervenir a esa administración autonómica desleal es cada vez más urgente. Y eso lo digo yo, que voto al PSOE pero no a Ciudadanos ni al PP.

      Suprimeix
    2. Entonces según esta lógica, lo mejor es no subvencionar a ninguna cultura por el hecho de ser minoría?? Igual no estoy interpretando bien el párrafo.

      Suprimeix
    3. Yo hace ya muchos años cuando votaba, solo votaba a Izquierda Unida o Iniciativa Verds.

      Suprimeix
    4. La cultura subvencionada es un desastre. Al menos en todos los rincones de España, y especialmente el País Vasco y Cataluña, recibir una subvención implica para empezar que te vayas olvidando como mínimo de la crítica al poder. En algunos casos parece que lo que se espera de la subvención es un paso más, la pleitesía al poder. Me da igual cuál sea el poder, de qué color u orientación. La subvención se convierte en la compra de la voluntad.
      En esa situación no sé qué expresión artística o cultural puede salir de forma libre y valiosa. Ojo, que si tu clientela no es el poder político sino millonarios varios el resultado es el mismo, sólo que con otros matices.
      ¿Ha de morir de hambre el artista para ser auténtico? No lo creo. Para eso están los derechos de autor tan denostados. Y si no vendes hace frío. Pero cuando el consumo cultural es obligatorio y no solicitado por vía de subvención, o sea, de impuestos, me parece que los resultados son catastróficos.

      Suprimeix
    5. La cultura subvencionada es aquella que se convierte en "cultureta", para entendernos, Sr JOAN FOSCATERRA, es aquella, y pongamos nombres, que le da los miércoles la columna de La Vanguardia en su página de la derecha a la Sra Rahola y la de la izquierda al Sr Monzó, cuando rechaza a la vez, porque los ha desprogramado de las mismas columnas, al Sr Perez Andujar y al Sr Gregorio Morán.

      Me podrá decir a su favor que soy subjetivo, pero le contestaré que por sus obras los conocereís, porque de lo que se trata es de la obra de los firmantes sea prolija, no esté financiada por el sistema (el que sea), sean libres (sin ataduras a ningún régimen que les llene la barriga), neutrales (o sea críticos con todos los sistemas) y por ende consecuentes.

      Escribir en catalán es magnífico, no lo dude nadie, no hay mejor poeta que Marti i Pol, pero escribir mal y que además le den una subvención al editor por imprimirlo (de ello viven la inmensa mayoría y doy fe) eso es ser un subvencionado.
      Una abraçada.

      Suprimeix
    6. Pero eso mismo no ocurre también en la cultura mayoritaria, osea en toda España? Esta no se subveciona? No se escribe mal allí?

      Salud

      Suprimeix
  4. He llegit, per error, la primera de les novel·les d'aquesta professora, i dir-li pseudonovelita soslayable és ser molt generós.

    ResponSuprimeix
  5. RODERICUS ha leído mi pensamiento. Poco más a decir.
    Salut

    ResponSuprimeix