30 d’abr. 2019

El unionista agotado

Resultat d'imatges de sello puigdemont

Ahora, cuando apenas nadie escribe cartas en papel, el señor de Waterloo se dedica a la filatelia y fabrica sellos para el servicio postal belga. Asegura haber diseñado un par de sellos tras un intenso trabajo, sostiene. Se oyen aplausos. En cuanto le de por dedicarse al macramé o al scrapbooking le aplaudirán otra vez. Eso es lo que tenemos: un payaso desquiciado y un montón de gente deseosa de aplaudir a la versión nostrada del Krusty de los Simpson.

Decía Ortega (más o menos decía): los problemas identitarios de España no se pueden resolver, solo se pueden sobrellevar. Y en eso ando: intentando sobrellevarlo. El otro día, nueva conversación con compañeros de trabajo muy nacionalistas. Suelo intervenir poco, lo justo. Solo intervengo para recordarles algo que deberían saber pero no saben: que no todos pensamos igual, que España es plural.

Creo que ahí tenemos uno de los problemas. Mientras en España hay una mayoría clara que piensa eso, que España es plural y pluricultural y plurietcétera, en Cataluña tenemos una gran masa que solo conciben una Cataluña homogénea, unilingüe, unidireccional. Tenemos una Cataluña triste y rancia. Una Cataluña que, en el siglo XXI, desea ser como las tribus no contactadas del Amazonas.

A las pruebas me remito: cuando el señor Abascal invocó a Don Pelayo y el cuento de Covadonga, la mayor parte de España se partió de la risa, pues casi todo el mundo sabe, más o menos, en qué consistió el mito de Covadonga: apedrearon al cobrador de impuestos y se escondieron en una cueva (un poco más valientes que Puigdemont, pero no mucho más). Esa es la gran batalla de Covadonga. Sin embargo, nadie en Cataluña osa reírse de la cobardía (y la felonía) de Rafael de Casanova, y no digamos ya de la estupidez del mito fundacional de Wifredo el Velludo. Todo el mundo debería saber que el escudo de las cuatro barras rojas sobre fondo de oro significaba la infeudación a Roma, un truco muy usado por estos lares para no pagar impuestos: en aquellos tiempos, Roma, que está a más de mil quilómetros, ni podía pasarse a cobrar ni disponía de Guardia civil. Pero a ver quien es el guapo que, hoy, en Cataluña, se ríe de eso.

Ni reirte puedes, y eso es muy malo y afecta a la salud. Ríete de los sellos del loco de Waterloo y verás. Ríete de las Cruces de San Jorge y verás.

El nacionalismo es muy fatigoso y uno termina por sentir esa fatiga metida en los huesos, en la médula, en el centro del alma, que ya estaba fatigada por haber nacido aquí, en una tierra tan extraña y tan rancia. Hace muchos años descubrí la existencia de un libro titulado "Els nostres insectes". Éramos varios. Algunos aplaudieron la imbecilidad con patriótica satisfacción, otros se quedaron pasmados y alguno se rió. Yo me quedé atónito y, a continuación, sentí aquel peso existencial que ya no me abandonó jamás: una mezcla de aburrimiento y asco. El tedio.

¡Debes sobrellevarlo! me susurra Ortega des de las sombras. Yo asiento mientras oigo, de fondo, los aplausos de los patriotas, y entre los aplausos hay uno que pregunta, con el ansia del adicto enmedio del síndrome de abstinencia, donde se pueden comprar los sellos belgas de Puigdemont, el Amado Líder.

Es muy fatigoso, de veras. Deberíamos pedirle amparo a alguna instancia española o europea ante esta fatiga que podría convertirse en crónica (y ya saben ustedes que la medicina oficial no reconoce la fatiga crónica como enfermedad).


14 comentaris:

  1. Pues no te digo nada con el rollo del dinosaurio de Cercs, el Titanosaurio ¡¡¡. Cuando leí la noticia me dió el flato, "genuinamente catalán", decía el Ara.

    Es una batalla perdida, mira si es perdida que ayer dieron la cruz de Sant Jordi al Messi, que como bien sabes, es una distinción anual que otorga la Generalidad de Cataluña a aquellas personas y entidades sociales que «por sus méritos, hayan prestado servicios destacados a Cataluña en la defensa de su identidad especialmente en el plano cívico y cultural".

    Me gustaría saber ¿qué servicios culturales a Catalunya ha presatado este señor?.

    Y me gustaría saber si entra en el saco como defraudador de Hacienda ( la Audiencia Provincial de Barcelona condenó a Lionel Messi a 21 meses de prisión por tres delitos fiscales. El pasado mes de junio, el futbolista del Barça fue juzgado por defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009, consecuencia de no haber tributado en España los ingresos de 10,1 millones percibidos por los derechos de imagen del delantero rosarino durante ese periodo. La sentencia será recurrida por los abogados de los Messi. Al ser una condena inferior a dos años el juez tiene la opción de suspender la entrada en prisión del condenado.( El Pais, 7 julio de 2016).

    Es un país este, en donde se felicita al defraudador y se le condecora, no es el único caso, vease el padre de la patria y ex-honorable Jordi Pujol.

    Has caso a Ortega e intenta sobrellevarlo.

    Salut

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Hombre, lo de Messi está bien pensado. Es crear un antecedente para cuando se den premios y medallas a Pujol, Mas y otros componentes del grupo del 3 por ciento.

      Suprimeix
  2. Respostes
    1. Hay gente en Chile que incluso dice "el idioma del Estado", pero no han tenido mucho éxito.
      Fuera coñas, a mí lo de llamarlo español o castellano sinceramente me da igual. Uso las dos formas indistintamente. Lo que no se me escapa es el diccionario de corrección política por parte de los nacionalismos periféricos y la supuesta izquierda para nunca, nunca, nunca, pronunciar la palabra España o derivados más que para algo negativo. En fin. Ya es que cansa.
      Haciendo una torpe analogía supongo que para hablar del idioma catalán, y teniendo en cuenta que se habla en Valencia y Baleares, y para no ofender, faltaría más, a sus habitantes, no sea que no se sientan correctamente tratados, no debería decir "catalán" sino "la lengua de la Marca... Hispánica" jajajaja.
      De verdad, todas estas acrobacias y contorsiones dan grima. Ya no cuela. Ya no.

      Suprimeix
    2. A nivel interno de España el castellano es "castellano" pero de cara al exterior se identifica como "español", ya que es la lengua que se habla en toda la nacion. Si las cosas fuesen como explicas, al italiano habría que llamarlo "toscano" y al chino "chino mandarín". El hecho de que en un país se hablen varias lenguas no impide que se dé el nombre del país a la principal de ellas.

      Suprimeix
    3. L'autor ha suprimit aquest comentari.

      Suprimeix
    4. L'autor ha suprimit aquest comentari.

      Suprimeix
    5. L'autor ha suprimit aquest comentari.

      Suprimeix
  3. Tan ridículos resultan los de Abascal, con su mitología ramplona de la derechita fachita, como los del Puchi filatélico, padre de la patria versión carita de empollón. ¿Aguantarán los de ER que siga el del flequillo mamando de la teta de todos desde Waterloo? Quousque tandem, Puchi, abutere patientia nostra?
    Saludos.

    ResponSuprimeix
  4. El diccionario de español, es de español porque hace acopio de todos los términos de la lengua española en el mundo, incluyendo los recogidos por las diferentes academias academias de la lengua que hay en cada país de habla hispana.

    ResponSuprimeix
  5. Cuando el gato se aburre con la cola caza moscas......ahora dirán que con la cola pega sellos....
    ¿Pero no os dais cuenta? el sello es una pegatina sin valor postal, es un añadido a cualquier carta como parte del sobre, pero lo que realmente vale es el valor postal del correos belga en este caso. La pegatina no lleva valor postal alguno y punto.
    Lo que si es de comentar que ahora todas las cartas que manden los "lazis" podrán llevar dicha pegatina, previo pago claro está a la caja de Fuichdemont ... un recochineo vamos !!

    ResponSuprimeix
  6. Supongo que ese sello sólo tendrá validez si se envía desde Bélgica, como cualquiera de ese país. Así que verás los mismos que has visto hasta ahora procedentes de Bélgica.
    Por lo que se ve, cualquiera puede crear sellos con el mapa de Tabarnia, con el lema "Puigdemont a prisión" o con la bandera de los Tercios de Flandes, en Bélgica. Este país empieza a dar signos extraños, por cierto

    ResponSuprimeix
  7. https://www.elconfidencial.com/cultura/2019-05-02/gregorio-moran-jordi-corominas-i-julian_1974102/

    ResponSuprimeix