26 d’abr. 2018

Los cinco tipos de ciudadanos en la Cataluña ejemplar, según Aina V.


Resultat d'imatges de aina vidal

En los pantanos de aguas verdes viven los caimanes y en el pantano de las redes, alguien que se hace llamar Aina, ambos con ganas de morder y pegar zarpazos. Aunque así como los caimanes están catalogados y estudiados, nada es comprobable en el caso de Aina. Puede ser mujer u hombre, adulto o no tanto. Solo es un nick en Tuiter. "Aina" (vamos a escribirlo entrecomillado), para empezar, reside en el pueblo imaginario de Sant Esteve dels Roures, lo cual ya es empezar mal, cuando no peor. Este pueblecito encantador parece destinado a ser el único pueblo sometido a la República catalana, es decir: podemos calificarlo como el auténtico "poble de Catalunya".

Aina la Tuitera ha decidido soltar su prodigiosa mente organizadora y ha descubierto que en Cataluña hay cinco tipos de ciudadanos:

  1. Los ciudadanos catalanes de veras, los que son de familia catalana y defienden lo suyo. Pone como ejemplo, pescado al azar, a Carles Puigdemont. Y se queda tan ancha. Precisa que esta categoría obtiene nacionalidad ipso facto y goza del derecho al voto. 
  2. Los ciudadanos a los que nombra Xarnegos con X. Personas que vinieron de fuera pero que están agradecidas y contentas, han aprendido el catalán, la sardana y proclaman que, en Cataluña, todo es más: el Barça más que un club, Montserrat más que una montaña, Rodoreda más que una escritora. Esos también obtendrán la nacionalidad y el derecho al sufragio. Sus ejemplos son Gabriel Rufián y Albano Dante Fachín. A la señora Aina se le ha pasado por alto un antiguo concepto de la antropología cultural: la asimilación.
  3. Los Charnegos con CH, también llamados colonos. Nacidos fuera y además desagradecidos. Ejemplo: Inés Arrimadas. Esos podrían tener la nacionalidad si demuestran tener trabajo y una firme voluntad de asimilación. Por el momento, quedarán en el limbo.
  4. En el cuarto grupo están los traidores o "botiflers". Esos son los peores y los más peligrosos, afirma Aina. Porqué, habiendo nacido en Cataluña de padres i madres catalanas, desprecian su tierra y la ensucian con su felonía: esos serán juzgados e inhabilitados. Aina advierte del juicio que les va a caer pero le quita el suspense, porqué revela la sentencia. Los botiflers no obtendrán la nacionalidad y no tendrán derecho al sufragio, ni habrá Dios que les redima. Hay varios ejemplos: Miquel Iceta, Santi Vila, Enric Millo, Joan Coscubiela. No lo nombra pero se huele a Albert Boadella.
  5. Para terminar su concienzudo análisis con alegría, Aina V. ha decidido que hay un quinto grupo de catalanes: los catalanes honoríficos. Son sus ejemplos Ramón Cotarelo o Beatriz Talegón. Le sugiero a Aina que añada a esa última categoría algunos representantes de la extrema derecha padana o de la flamenca, para conseguir un poco de internacionalización del conflicto.
Bueno, como se puede observar, el asunto parece destinado al chascarrillo, a ocurrencia válida solo para echarse unas risas en la katalano-taberna (abreviado, katana) y nada más. Pero claro, no es así. Uno de los efectos colaterales del "procés", también llamado inicialmente "la revolución de las sonrisas" es que ha echado gasolina en mentes calenturientas de chispazo incendiario fácil. En el mundo rural ese tipo de ocurrencias no son nada raras. Y no vayamos a engañarnos: el fenómeno se reproduce en cantidad de lugares del mundo, des de Texas a Laponia. Lo que sucede en otras partes es que hay mecanismos de corrección y, a veces, un fenómeno opuesto que es el valor de la democracia y de la educación.

Comprender que el territorio es de todos, y que estamos obligados a convivir en igualdad de oportunidades y de derechos no parece que requiera un gran esfuerzo intelectual. Y, sin embargo, en Cataluña lo es. A la vista está.

Sea "Aina" Aina, o Francesc o Jordi o Teresina, un ectoplasma de mal rollo recorre el aire. Todos dirán que es un "fake", pero muchos dirán que algo de razón lleva, que no está tan mal. Quizás son los mismos que alaredean de que esta es una "terra c'acollida" ejemplar, y que "esto no va de independencia si no de democracia", y de que el malvado Estado Español es fascistoide mientras Cataluña es la envidia mundial del progresismo, las libertades y el buen rollo.

Llevo un buen rato buscando el teléfono de Ramon Cotarelo o de Beatriz Talegón. En tanto que catalanes honoríficos, les quiero pedir que me echen un cable ya que en el juicio que se me avecina, lo confieso de antemano (para demostrar que colaboro con la justicia de la república catalana motu propio) estoy en el cuarto grupo: botifler o traidor. O traidor y botifler. Qué más da ya, a estas alturas.

7 comentaris:

  1. Curioso espécimen esta señora, tan patriota ella y que tan bien domina el catalán escrito tanto como para cometer faltas bastante flagrantes en sus "twit". Debe ser culpa de la represión cultural española, que le impidió aprender a expresarse correctamente.

    El supremacismo racial no es exclusivo de esta tierra, como bien citas, y estas majaderías son universales cambiando tan solo nombres de "patrias" y banderas.

    Quiero hacer una sugerencia en cuanto al calificativo que se emplea con ellos. Lo de "independentistas" no es demasiado correcto en su caso.

    Independentistas podrían ser los nativos de la Isla de la Reunión con respecto a Francia, como también podrían serlo los nativos de la Guyana.

    Independizarse fué lo que hicieron las antiguas colonias que aún quedaban en poder de Francia ( Indochina ) o de Inglaterra ( India, Pakistán, Indonesia ) a mediados del siglo XX. Eran colonias muy lejanas de sus metrópolis, y pobladas por nativos originarios antes de ser colonizadas.

    El concepto "Independentista" desprende un cierto tufillo romántico que les encanta a estos indocumentados mentales, y que contribuye a intentar validar la idea de que Cataluña es una colonia de España.

    Pero la realidad es otra, por mucho que quieran negarla, y es que Cataluña no ha existido jamás como territorio jurídico con entidad propia. Lo mas parecido a "eso" fué el condado de Barcelona, que acabó integrado en la Corona de Aragón. Por cierto, de la Corona de Aragón no quieren saber absolutamente nada como conjunto territorial.

    Jurídicamente, la Corona de Aragón y el reino de Castilla, acabaron fusionándose por cuestiones dinásticas de sobra conocidas por todos hace casi seiscientos años.

    Bién pues, en el terreno histórico, poco o nada pueden reivindicar entonces.

    ¿ Independentistas ?, pues nó, lo correcto es "separatistas", que se ajusta mejor a sus intenciones, que es la secesión de Cataluña.

    A partir de ahora, al pan pan, y al vino, vino. Separatistas, y punto.

    Un abrazo.

    ResponSuprimeix
  2. vaja, vaja! hi ha més estereotips de catalans, per exemple, els que n'estem fins els ous d'idiotes tocapilotes, de salvapàtries i de Sant Esteve de les Roures, del sumsum i el corda, el acabose i el desideratum de tot plegat. No som de ningú, i a ningú importem un rave.

    ResponSuprimeix
  3. Los más peligrosos siempre han sido los CONVERSOS, amic LLUIS. Siempre.
    Los conversos fueron los judíos que por salvarse de la quema de la Inquisición comían cerdo y señalaban al vecino.
    Fueron después, los "kapos", prisioneros los en los campos de concentración alemanes se prestaban a las faenas más infames a cambio de tener más comida que el resto de los prisioneros.
    Y actualmente los que se dicen más catalanes que los demás, hurgando en su árbol genealógico, para demostrar que tienen el derecho inalienable de pernada, tildando a quien no piense como ellos de "murcianos", primero, y "charnegos" después, por estar desposeidos de dicha tarjeta.

    No se olvidan, sino que excluyen que, catalán es todo aquel que vive y trabaja y está radicado en Catalunya, independientemente de su idioma, pues aquí existe el bilingüismo refrendado por la Constitución, y el libre pensamiento mientras este no violente el de los demás, también refrendado constitucionalmente.

    Por cierto, eso de vivir de subvenciones me recuerda a unas palabras de la Ferrusola. Dijo lo mismo, lo que no dijo era que ella vivía del saqueo de las instituciones.

    Salut

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Muy fino tú si señor..... ¡Ah la Ferrusoa! que mujer !! Cuando le preguntaron sobre el tema de la homosexualidad se salió por la tangente diciendo de que "aixo" no había en " la seva famiglia"....jajajajajaja... que gran mujer !!

      Suprimeix
  4. https://twitter.com/AinaVidal33/status/989803514909032448

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. ¿Y ?
      Celine era un pro-nazi, eso no le hacía peor escritor.
      Aina ( o su psudónimo) dice lo que quiere decir. Si ha ido o no demasiado lejos, si ha sido o no una broma, si se ha tratado de un chascarrillo sin saber como pararlo, ella/él, sabrá, pero eso no le hace mermar su responsabilidad.

      Cada uno es dueño y actor de sus actos, firmante de sus escritos, responsable de lo hecho.

      Le quiero recordar a Aina, sea o no virtual, que en Catalunya ningún alcalde gana las elecciones por contratar a un maestro. Aquí sólo se han ganado al contratar porcentajes. Su número siempre ha sido 3%.
      Un abrazo

      Suprimeix