15 de juny 2012

Si me das a elegir





Dentro del sistema tengo:
  • una libretita en un banco, con los ahorrillos del trabajo mío, y de lo poco que ahorraron mis padres. (Los ahorros de mis padres, una vez difuntos, los saqué de La Caixa por motivos de paz espiritual y por respeto al buen sentido).
  • un recibo mensual del alquiler de un piso, en una ciudad industrial, jodida y catalana, en una Cataluña de mierda, burguesa e idiota. Con gastos de agua, luz, gas y vodafone. En una ciudad jodida y catalana con un 25% de parados, ya que nuestro presidente se debe a los mercados y las exigencias de déficit. Nuestro presidente preside parados, para sentirse más poderosos y más catalán.
  • un título universitario antiguo que amarillea por las cuatro esquinas, aunque me costó barato porqué me lo saqué con becas que hoy serían imposibles.
  • un cochecito de color granate (un trasto con cuatro ruedas), que debería pasar por el taller para que le hagan unos apaños.
  • muebles de Ikea con ropa de Inditex -aunque algunas piezas están compradas en almacenes de dudosa reputación o procedentes de robos, o contenedores.
  • una nómina provisional e incierta, por mi mala cabeza: nunca pasé unas oposiciones para ser funcionario, por desidia o por inutilidad. Como el título es de maestro de primaria y el gobierno ha optado por eliminar gastos en educación, el titulo amarillento igual se vuelve marrón mierda.
  • un televisor generalmente apagado, una nevera sin congelador, un despertador. No he tenido nunca un aparato microondas porqué me da grima y porqué mientras tenga un cacito, me voy a calentar la leche en él.



 Fuera del sistema tengo:
  • Una libreta rayada en donde escribo cosas que se me ocurren, mayormente cuando anochece pero también de madrugada, en las horas chiquitas.
  • Las cositas guardadas en mi memoria selectiva y azarosa, con fragmentos de libros y películas, y situaciones vividas en calles, montañas y playas y terracitas, y olores, y colores y músicas, y cuerpos, y palabras.
  • Mis cuatro versos memorizados de Jaime Gil, de Goytisolo, de Kavafis, de Trakl y de Rilke. Algún cuento de Cortázar y de Borges, alguna frase dispersa de Hernán Rivera, de Brecht. Y una debilidad por Francesc Serés.
  • Mis emociones, a veces complejas o poco narrables.
  • Mis ganas tan poderosas de destruir el estado y el Estado, y sus patéticas autonomías para engorde de oligarquías locales.
  • Mis horas de estar sentado escribiendo a la luz de una bombilla cansada, con unas gafas leves cuando se cansan los ojos.
  • La posibilidad de reproducir, más o menos de memoria y con graves deficiencias, algunas obras de Van Gogh, Goya, Gauguin, Picasso y Turner. Y mi imposibilidad para hacerlo con Velázquez, Van Eyck, Buñuel, Dreyer o Andrei. Mi imposible idea de ser Bulgakhov.
  • Los sentimientos, una empatía inevitable por los que sufren, un odio ineludible hacia los nacionalistas y los futbolistas de cualquier equipo o selección, sus señorías los jueces y los diputados, banqueros -incluso una alergia insufrible hacia los pobres empleados de la banca, los propietaris de chalés en sitios caros y bonitos-, y una necesidad terrible y creciente de calor, que aumenta con el paso de los años una vez cruzado el ecuador de la vida. Una esperanza difusa pero concreta de que sólo el dolor nos hace mejores.
  • Mi fe casi inquebrantable en Andrei Tarkovski, y en algunos de sus discípulos (entre los cuales Lars von Trier, Marc Recha o Albert Serra, por nombrar a los primeros que me acuden).
  • Mi sospecha de que no debe haber Dios ni nada después de la muerte, pero algo, algo más allá de las dudas razonables.
  • Mi certeza de que los cretinos, los abusones, los poderosos y los ricos encuentran el infierno en vida. Aunque los buenos, los compasivos, los dulces y los justos no encuentren ningún paraíso. Eso también hay que saberlo. Mis recuerdos de una representación de Woyzeck, de un ensayo fallido de Ubú Rey en el Teatro de la Riereta.
  • Mi sueños. 
  • Mi placer incendiario leyendo los textos de los libertarios, los fundadores de la FAI. Las memorias de Durruti o de García Oliver, las ideas de Bakunin, de Étienne Cabet, de Maiakovski.
  • Mi nostalgia de lo que no fue ni me sucedió nunca.
  • Mis manos cuando dibujan, nerviosas y excitadas, sobre un papel en blanco.
  • Mis pies cuando pisan un camino seco y polvoriento, o húmedo y sombreado. Mis pies cuando escuchan el eco de los tuyos justo a mi lado, ni un paso atrás ni un paso adelante.
Si me dan a elegir entre tener las cosas del sistema o las demás, creo que no lo dudaría. Y pienso que nadie lo dudadría, en su sano juicio. Por mi se puede hundir eso, y elevarse la prima de riesgo y quebrar la banca, y el estado, y arder incluso todo eso, toda esa mierda turbia de los sin alma. Y para que conste quiero dejar bien claro que estoy dispuesto a muchos sacrificios -más, muchos más de los ya hechos- pero ninguno para mantener a la bestia.

Y si me pongo a pensar, creo que a mi padre y a mi madre, y a mis cuatro abuelos les daría igual también. A mi abuelo que le pegó fuego al convento de los jesuítas de Sarrià, sin duda.

29 comentaris:

  1. Com comentava l'altre dia una companya teva, a mi també se'm fa difícil entendre moltes vegades de que van els teus escrits al blog. Del que si m'he adonat sempre, es que m'engantxen, i saps per què? Doncs perque veig que sempre deixes anar la teva ment lliure d'hipocresia, el que sents o penses dius, la majoria dels mundants negariem aquestes sensacions tan nostres amagant-les darrera un mutisme cultural, per vergonya o per por a der més mundants, encara. A mi em sorprens a cada moment, amb tot el que has viscut, com un Quixot darrera un llibre, d'autors que molts desconec totalment.
    El teu curriculum d'avui, és millor que el de qualsevol titella dels que es suposa que ens representen... Per aquesta mateixa raó sents més ràbia davant tot. I crec que és, perque tu estàs molt per damunt d'ells...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Només sé que em fa una mica d'angúnia tot el que veig, però ja no sé res més. I a la vegada, no estic per damunt de res, perquè no entenc res. Ni represento ningú ni el vull representar.

      Elimina
  2. Llistes! Quina afició a fer llistes que teniu alguns i a triar quan el que hi ha en una i l'altre és complementari i fins i tot no excluent.
    A vegades aquestes llistes em recorden les diferències místiques entre el cos finit i l'esperit immortal.

    Només un ermità (autèntic) que ha renunciat a tot és capaç de viure voluntàriament sense la primera llista però llavors estic segur que si està en aquesta situació no té ni una dècima part de la teva segona llista...

    ResponElimina
    Respostes
    1. No entenc gran cosa del teu comentari. Això no és una llista, no m'ho sembla.

      Elimina
  3. Sens dubte les coses fora del sistema. Encara se'n podrien afegir d'altres.

    Mis labios, cuando se posan en los tuyos y se entreabren para jugar con tu lengua. Tu sexo divertido, excitante y excitado jugando entre mis senos.

    La sana rotura de lo establecido hace 15 o 20 años. Liberarse.

    Huir contigo al fin del mundo, a ese país lejano donde recomenzar fuera del sistema es posible. Por amor, solo por amor.

    N'hi hauria encara més...

    ResponElimina
    Respostes
    1. La meva proposta queda aquí, i la idea és que els lectors/es que arribin aquí es demanin quin seria el seu text.

      Elimina
  4. ben mirat dins el sistema no tens res d'interés, nomes que gràcies al sistema pots tenir el que es important fora d'ell

    ResponElimina
    Respostes
    1. Això ja no ho tinc tan clar: les coses que m'importen de veritat no acabe de justificar haver passat més de 40 anys al sistema amb tot el sofriment que demana.

      Elimina
  5. Pues me parece un balance muy acertado y real, quizás es hora que todo hagamos un poco lo mismo.
    LLoramos por cosas que no necesitamos, suspiramos por necesidades creadas artificialmente.
    Ayer entregue dos camiones a un cliente, comimos juntos y me comento que el mantiene la empresa (treinta y cinco camiones) porque le gusta mantener a sus empleados.
    Me dijo yo me podía haber jubilado hace cinco años (es verdad), no tengo necesidades, pero me gusta hacer esto y me gusta mantener a mi gente trabajando, ¿que harían si cierro?..
    ¿Cuando prevees cerrar? le pregunte, cuando las cosas empiecen a ir mejor, me contesto y estos (los trabajadores) puedan tirar ellos... con dos cojones.
    Ademas se que es verdad, a el le gusta almorzar todos los días bien, mover algún camión, no le gustan los restaurantes caros, le gusta hacer bacalao al pil-pil y es una persona religiosa (aunque hay veces que por su lenguaje no lo pareciera), es una persona feliz y estoy seguro que lo hubiese sido en cualquier circunstancia, sabe acomodarse a lo que hay..
    Un saludo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Mi idea era sugerir a cada uno que piense en su texto, como le saldría, que pondría en el balance. Haber conseguido esta reflexión tuya ya me sirve.

      Elimina
  6. Respostes
    1. Me encanta tu humor negro, es lo que espero encontrar cuando visito tu bloc.

      Elimina
  7. Hi han unes botigues que es diuen Zabriskie i no havia vist mai la pel·lícula. El Manu Chao es el típic artista anti-sistema que està fitxat per una multinacional i cobra una pasta que no vegis. No es per criticar-ho, a mi m'encantaria sé així, fer el que volés i a sobre cobrar.
    Jo també em quedo amb el sexe, si pot ser cada dia i la cervesseta amb els amics. Estic esperant que tot peti per no tenir excuses i anarme'n a fer de pages, però, no caera esta breva.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Zabriskie Point és una pel·li més aviat estranya i tocant a experimental que es va permetre l'Antonioni, anant a visitar els EUA. Sembla que respòn a les coses que li va despertar aquell meravellós país. SI pots, mira-la. Jo me l'estimo més aviat per la banda sonora, però no et defraudarà.

      Elimina
  8. El proper curs faré servir aquest balanç com a text de classe.

    A la resta de la humanitat (els que no tinc a classe), els diria que el cervell serveix per pensar, que saber llegir serveix per llegir i escriure serveix per fer, al menys un cop a la vida, un testament vital per comprovar quin és l'estat de putrefacció en que es troba el nostre cos. Tenir un mirall a mà també va bé per valorar si ens fem fàstic quan ens hi reflectim.

    Amén!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Enric, si és veritat que uses aquest text a classe m'inflaràs l'ego i llavors tindré problemes amb l'excés d'autoestima. Però com que estic tan aprop de l'atur, ja m'anirà bé una reserva. Et dono permís per fer-ne el què vulguis, sempre que NO citis l'autor.

      Elimina
    2. No pateixis, no en diré l'autor.

      Jo seré feliç si entenen la meitat del que dius.

      Elimina
    3. Potser sona estrany renunciar a l'autoria (espero que no gaire). I potser et sorprendrà veure que entenen més de la meitat del què dic (això ja només és un desig).

      Elimina
  9. Dentro del sistema tengo:

    - Varios títulos universitarios que valoro porque supusieron años de mi vida, pero que nadie más valora si no llevan aparejado un sueldo en consonancia.
    - Una colección de cursillos que no valen para nada.
    - Casi 1.700 € en ahorros... he tardado 10 meses en ahorrar lo que antes para algunas personas era el sueldo de un mes. Seguro que tardaría mucho menos en gastarlo.
    - Un Galaxi Mini: el mundo obliga a tener teléfono móvil y al menos eso me lo costeo yo.
    - Una gran presencia en redes sociales. No puedo escapar, estoy localizadísima.
    - Propiedades que no sé si son tales; casi todo lo que tengo (cositas casi sin valor) me lo han comprado mis padres.

    Fuera del sistema tengo:

    - Mi blog (www.abajolasopos.wordpress.com) al que he dedicado ya casi dos años de mi vida.
    - Mis amigos,que son la familia que elijo y cuyo cariño no tiene precio.
    - El humor, la mejor arma que me ha dado la vida.
    - Mi idealismo, por más que me digan que tiene más de virtud que de defecto.
    - Mis recuerdos, que forman parte de mi yo.
    - La decisión de extraer de la vida cada gota de felicidad que salga al paso, porque esta o se roba o se pierde.

    PD: Yo venía a darte un premio (pasa a recogerlo a mi blog) y, fíjate, me hiciste pensar. ¡Saludos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Tu comentario queda incluído en las cosas importantes que tengo fuera del sistema. Haberte llevado a escribirlo es un regalo sin precios ni envoltorios.
      Voy a ver eso del premio...

      Elimina
  10. Fora del sistema tinc tot el coneixement que em va donar el sistema (l'educació pública), per sort els meus professors i professores també tenien el cap fora del sistema. Gràcies

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gràcies a tu, Inés. A totes i tots els qui el post us ha dut a pensar en sumar (i a dir-hi la vostra). Esperem que els mestres i les mestres (els que quein després de tot) segueixin tenint una bona part del cap fora del sistema.

      Elimina
  11. dins del sistema sobretot tinc les ganes de sortir del sistema, fora del sistema tinc el desig de poder ser.
    si em dones a escollir, escullo el que hi ha per fer..

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si tens l'elecció feta has fet el més important.

      Elimina
  12. Doncs tot plegat em crea moltes contradiccions:
    Tots som fills del sistema igual que som fills d'un pare i d'una mare. Des d'aquest punt de vista el sistema ens ho ha donat tot.
    Però també som les víctimes d'un sistema que ens limita. Des d'aquest punt de vista el sistema ens maltracta i ens ofega.
    Llavors, què hem de fer?
    intentar canviar-lo des de dins? revelar-nos i intentar enderrocar-lo? sortir-nos-en si és que és possible? deixar-nos portar?
    No sé si res d'això és possible fer-ho. Potser només ens queda pensar.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Diria que som fills del sistema, però també de molts altres factors que no són el "sistema": la cultura, una ètica col·lectiva i personal, etc. El sistema deu ser una organització social i política, però a la vida hi ha més coses que importen. Igual com ens hem d'alliberar del pare i la mare, devem haver d'alliberar-nos del sistema.

      Elimina
  13. Mal que ens pesi, necessitem una organització i un sistema, només cal fer un renaixement des de les cendres, perquè aquest està molt gangrenat. A veure com conservem les bones coses que tenim abans de la crema..

    ResponElimina
  14. Que necessitem organitzar-nos és evident. Si jo no organitzo la classe seria un caos insuportable. Però també cal aturar-se a pensar quina organització, perquè n'hi ha moltes i que responen a moltes idees de societat. Justes, injustes, verticals o horitzontals. Fins i tot els anarquistes proposen una organització.

    ResponElimina