21 oct. 2016

¿Dónde está la cabeza de Franco?

Resultat d'imatges de escultura franco

Lo primero que uno debe pensar ante la pregunta "¿dónde está la cabeza de Franco" es que esa pregunta quizás no es pertinente. La cabeza de Franco, diría uno, está en su tumba del Valle de los Caídos, junto al resto de la osamenta. El cráneo de Beethoven desapareció de su sepulcro y jamás se ha recuperado, pero por lo que se sabe la tumba de Franco no ha sido profanada. Y si descartamos alguna intervención divina, mágica o paranormal (como por ejemplo que el Caudillo hubiese ascendido al cielo en cuerpo y alma), no hay pregunta.

Lo que sucede es que sí es pertinente la pregunta, porqué no hablamos del cráneo del dictador, de sus huesitos. Hablamos de su representación, de su efígie, y de la ausencia de cabeza en la efigie. Nadie sabe qué pasó con la cabeza de metal de la escultura ecuestre. ¿Estará en casa de un nostálgico de los viejos tiempos? ¿En el taller de un artista dadaísta? ¿En el fondo del mar o de un vertedero?

Hay que ver el poder de los símbolos, y eso que estamos en la era de los Pokémons virtuales, el IPhone 6 o 7 y las gafas de visión en 3D. Pero ahí está la fuerza de la efígie. Una efígie que, aún descabezada, todo el mundo reconoce y a todo el mundo le provoca algo en el estómago. Hay que reconocerle algo al escultor, sin duda. Cuando tu obra trasciende como la suya es que algo ha hecho bien. O muy bien. Ya me gustaría a mi que alguien quemara mis libros en la plaza mayor cuando yo ya esté muerto.

Hoy la escultura ha sido derribada. Estaba hecha unos zorros: cubierta por varias banderas, manchada de huevo de gallina y de pintura, coronada por desechos del contenedor más cercano. La han derribado en 2016, que ya tiene tela. Jamás la agredieron mientras el dictador estaba vivo. Ellos sabrán porqué, aunque yo también lo se.

En la tele hablan todo el rato de la escultura de Franco y de los toros, como cuando era pequeño. Me miro las imágenes del derribo y leo y escucho. Consulto las noticias de los días anteriores. Hay que ver, qué maravillas: la exposición de la que formaba parte la escultura trata de la impunidad de la simbología franquista en las calles de Barcelona, y parece que eso es lo único que no le importa a nadie. El derribo de la escultura parece una parte más de la exposición, una performance bien pergeñada por sus organizadores. Para dar visibilidad a una exposición de historia, cosa muy loable en una ciudad cuyo museo más visitado es el del Futbol Club Barcelona. A lo mejor, y por un día, la exposición más comentada y más visitada es la del Born. Bravo por la cultura y por esos ciudadanos interesados en formarse y aprender, en promover su sentido crítico de los hechos y los fenómenos.

En la hemeroteca leo que la exposición sobre la impunidad de la simbología franquista ha hermanado a dos tipos de personas, que se han hermanado en el sentimiento de ofensa: la Fundación Francisco Franco y los procesistas afines a Convergència. ¡Vaya! Vuelven a unirse los convergents y los franquistas, como cuando yo era pequeño. Los señoritos catalanes y los viejos franquistas se enfadan, gritan e insultan a esa alcaldesa que consideran una intrusa porqué no forma parte de su linaje. El linaje que, por ley natural, debe presidir el Cap i Casal, el palacio de la Ciutat Comtal.

Viejos franquistas y convergentes de toda la vida no es que sean parecidos: es que coinciden en nombres y apellidos. Por eso se juntan ante la estátua. Los convergente-franquistas de Tortosa son los que defendieron que la estátua de la victoria fascista debe permanecer intocable en su lugar. A los convergente-franquistas les ofende la ofensa al hombre que les arregló la vida y los negocios, y lo disfrazan de patriotismo baratillo, de modernidad ultrademocrática. A jeta no es gana nadie. El día de la iauguración, un grupo de antiguos luchadores antifranquistas acudieron al Born a mostrar su repulsa ante la efigie del dictador muerto. Fueron vapuleados por otro grupo, formado por procesistas catalanes bastante más jóvenes. Los jóvenes procesistas llamaron "fascistas" a los viejos luchadores antifascistas. Cosas veredes. El aire se ha puesto raro, algo venenoso flota en la atmósfera de este país (o lo que sea) des de que los procesistas tomaron el poder y empezaron a relatar su relato en Tv3, Catalunya Ràdio y demás órganos de propaganda. Quién me diga que no, miente.

Los abucheos, los huevos y la pintura que se han lanzado contra la escultura ecuestre y acéfala no se han lanzado contra el símbolo. Se han lanzado contra Ada Colau. Esa es la capacidad del símbolo, su enorme potencia creadora de múltiples significados y asociaciones mentales.

En el bochornoso discursito de rimas y pareados de Toni Albá de hace menos de un mes, ya se intuía por donde iban a discurrir los capítulos siguientes del vodevil agresivo de esta secta minoritaria pero muy cabezona (seguimos hablando de cabezas). Es raro que Toni Albá no haya acudido a lanzar huevos a la escultura acéfala disfrazado de algo antiguo, porqué su sarta de pareados del antipregón fue como un prólogo de eso: todos contra Colau, esa forastera que ha venido a estropearnos la fiestecilla nacionalista. Eso no lo perdonan ni los procesistas convergentes ni los antiguos camisas negras. Hay algo profundamente falangista en todo eso, muy falangista y muy de falangista catalán, que los hubo y los hay. En Convergència, en Unió, en el Partido Popular Catalán y en Ciudadanos, que son los partidos que normalmente se unen para votar algunas cosillas unidos, aunque eso la crónica parlamentaria de Tv3 no lo cuenta nunca. De esos jóvenes falangistas muy catalanes e incluso muy procesistas los hubo, los hay y posiblemente los habrá, porqué veo que algunos son jovencitos. Hay cuerda para rato.

La verdad es que, bromas e ironías aparte, a mi no me hace ni pizca de gracia lo que se ha montado, y mucho menos como nos lo cuenta la prensa del régimen de aquí o la del régimen de allá, que son dos regímenes tal para cual, y nunca mejor dicho. Y ahora unidos entorno a la escultura descabezada de Franco, sin el cual ni estos de aquí ni los de allá estarían tan hermosos ni tan rollizos. Lo más inteligente que he leído al respecto es de uno que escribe: "Franco es nuestro Sleepy Hollow".

Y a todo eso, el pueblo ¿qué dice? Bueno, parece que el pueblo se agarra las pelotas, mira hacia otra parte y reza para que la cosa no se líe más, porqué ya andamos todos bastante jodidos como para que vengan a marearnos unos tipos que no comprenden el sentido de una exposición. ¿O lo comprenden demasiado bien?

23 comentaris:

  1. Segueixo creient que després de la del Franco s'ha de fer una exposició del Pujol al Born!! Estàtua inclosa!

    ResponElimina
  2. pero la de Pujol amb el cap i tot, que prou gros el té. Dit això, la Colau és molt llesta....

    ResponElimina
    Respostes
    1. El que està clar és que l'ambient s'ha enrarit i ja no es toleren els debats. Això és dramàtic.

      Elimina
  3. Lluís,

    Un cop més poses paraules als meus pensaments. Ja cal que ens calcem, si comencem a tenir un país de hooligans… Doncs jo estic totalment d'acord que el Born hagi acollit una exposició d'esquerres sobre els símbols del franquisme; o no és un centre cultural sobre la història d'aquest país? O ara resulta que hem de censurar justament la història més recent i com ens ha afectar? Jo sento més propera la ideologia d'esquerres de la República, les fosses encara pendents d'exhumar, la ideologia subversiva al franquisme, que no pas la història del 1714, que no abasto a entendre quina ideologia tenia . M'ha semblat una iniciativa moderna i intel·ligent i oberta de mires. I fins i tot convertir-la en performance ho trobo divertit. Ara bé, això si no penso que en tot plegat que al darrere hi ha un boicot per totes bandes a les idees progressistes (que, al meu entendre, en aquest petit país i ara per ara recullen l'Ada Colau i el seu equip i la gent propera a En Comú/Podem o com es facin dir) i, de retruc, diria que també a la provocació del fet cultural.
    Doncs sí, aviam què passaria amb l'estàtua equestre del Pujol, sobre un ruquet camí d'Andorra…

    ResponElimina
    Respostes
    1. La història d'aquest centre cultural del Born és breu i desafortunada, i ja va començar malament. Fins i tot hi ha historiadors i arqueòlegs que qüestionen el valor científic de les ruïnes. Es va construir per crear un santuari del processisme i és clar, ara no els agrada que un ajuntament d'esquerres el gestioni. Això ja hauria de fer pensar. Pel què fa a 1714, som molts els qui no entenem què coi es defensava llavors: els drets de la noblesa barcelonina? La supervivència del feudalisme?

      Elimina
  4. Completament d´acord:
    " Hay algo profundamente falangista en todo eso, muy falangista y muy de falangista catalán, que los hubo y los hay. En Convergència, en Unió, en el Partido Popular Catalán y en Ciudadanos, que son los partidos que normalmente se unen para votar algunas cosillas unidos, aunque eso la crónica parlamentaria de Tv3 no lo cuenta nunca."

    ResponElimina
  5. 21 d’octubre, 2016
    Me hubiera gustado que:
    Se hubieran recitado poesías en nombre de los desaparecidos,
    en nombre de los muertos,
    en nombre de los fusilados.
    Que las personas hubieran pasado por allí
    sin odio, ni rencor.
    Con sus nietos, si. Para explicarles
    quien fue ese señor montado en un caballo.

    Me hubiera gustado que la estatua
    cincelada por don Josep Viladomat
    no huebiera estado rota, ni pintada.
    Que se hubiera respetado su estructura.

    Y que no hubiera habido gritos,
    eso también me hubiera gustado.

    Somos lo que representamos.
    Y hemos representado el papel de los salvajes.

    ¿Qué pensarán los niños cuando hayan visto
    las escenas de romperlo todo ?

    Ellos también hallarán justificación en un futuro.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Excelente aportación Miquel! Tu texto merece más visibilidad que aquí, como comentario. Me pregunto qué estamos haciendo en las escuelas, educando en unos valores que ya no son los del mundo: respeto, diálogo...

      Elimina
    2. Amic Lluis, en las escuelas se prepara a los niños para que estén en la cola de la lista, tanto en conocimientos como en respeto por la cultura y el conocimiento. Las aulas son un gallinero, un griterío y la falta de respeto a los enseñantes es la cancioncilla de los días lectivos.
      Los niños no aprenden y pocos, muy pocos maestros y profesores, se esfuerzan para que los jóvenes aprendan.
      El ejemplo que dan los medios de comunicación públicos y privados es nefasto, los jóvenes se hartan de escuchar a unos políticos que dicen que la ley no tiene ningún valor. Los políticos son el peor ejemplo.
      La escuela está llena de maestros y profesores de muy mala calidad, las asociaciones de padres intervienen demasiado, dicen que no hay que agobiar a los niños y que hay que dejarles hacer todo lo que quieran. Y los políticos todavía intervienen más. Los planes de enseñanza están mediatizados; de forma muy sutil, las consignas políticas llegan a los claustros de profesores. Hay consignas para tolerar lo intolerable, para aprobar al más inepto, para permitir el insulto al profesor, para dejar que pasen curso los peores de la clase. Toda esta pachanga didáctica se adorna con aparatejos electrónicos, con pizarras de colores y con notebooks, ipads, iphones y otros cachivaches que sirven para confundir la herramienta con el conocimiento.
      Con esta escuela degradada no esperemos nada, con estos medios de comunicación no haremos nada más que ir cayendo al pozo de la indigencia cultural.
      Salud
      Francesc Cornadó

      Elimina
    3. Un día de esos vamos a hablar de la educación escolar, un asunto grave: es increíble que no exista una idea clara, que no se haya apostado por una metodología y que estemos tan completamente perdidos en este asunto.

      Elimina
    4. Lluis puedo hablar del mundo universitario y llorar. El nivel con el que los jóvenes llegan a la universidad es horroroso.
      Salud
      Francesc Cornadó

      Elimina
  6. Sólo hay que ver la utilización de los adjetivos y de los tiempos verbales para darse cuenta de la manipulación informativa de TV3. La targiversación del lenguaje y la profusión de eufemismos son la expresión de una mentira descomunal y continuada. La afectación del idioma y la pronunciación de los locutores no hace más que despertar las sospechas de una farsa colectiva. Lo decíam los estructuralistas: un lenguaje afectado es la revelación de un contenido baldío o cuanto menos falso y alienante.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponElimina
    Respostes
    1. Lo contaba Orwell con su aportación del "neolenguaje", que es el lenguaje de nuestra tv3, tan bochornoso. Hace pocos días, Catalunya Radio se permitió soltar una "encuesta" en la que se peguntaba a sus oyentes si estaban dispuestos a impedir "fisicamente" el juicio a los políticos que se permiten abogar por la desobediencia de las leyes.

      Elimina
  7. Sembles el Boadella.


    Una coneguda

    ResponElimina
    Respostes
    1. Coneguda, tinc un dubte: "semblo" Boadella o "m'assemblo" a Boadella? M'ho he sentit alguna altra vegada i mai no he entès en què ens semblem o ens assemblem. En qualsevol cas, a ningú no el molesta que el comparin a un artista complex i polèmic: l'art és compex i polèmic o no és art. Salut.

      Elimina
  8. Sembles, t'assembles, ets, ets com... Tu, que decideixes què és art, sobretot quan t'afecta a tu sempre és art, llençar una escultura és polèmic i també art? O no?

    ResponElimina
    Respostes
    1. I tant! La llàstima és que els valents que han tombat l'escultura ho han fet quan el dictador du 40 anys mort, sense adonar-se que l'acte justifica l'exposició sobre la impunitat dels símbos franquistes: aquests independentistes mai no van gosar moure ni un dit mentre Franco era viu. Per què? Perquè Franco els havia alliberat de la revolució obrera i les coses els van anar estupendes. Com els han anat estupendes amb l'hegemonia convergent, que són els successors naturals de l'home del cavall.
      M'agradaria veure què passa si properament s'exhibeix una escultura d'en Pujol al Born, seria genial!
      I en favor de la iconoclàstia artística, pregunto: per què l'escultura de Cambó a la Via Laietana (abans Via Durruti) no s'ha agredit mai? És curiós, perquè Cambó va sufragar el viatge de Franco amb el Dragon Rapide, com ja deus saber, i fou el principal mecenes del Alzamiento nacional.

      Elimina
  9. Vols noms i cognoms d'independentistes que han passat per la via laietana? Generalitzar a un poble que no actúa com tu vols és molt fàcil.
    Deixem-ho estar

    ResponElimina
    Respostes
    1. A mi no m'agraden les llistes. M'agradaria saber què és "un poble". Tu ho sabries definir? Jo sé que Sant feliu de Boixalleu, per exemple, és un poble. Però imagino que no et refereixes a aquesta acepció. Sí, deixem-ho estar.

      Elimina
  10. Jo, als meus amics els considero amics tant si combreguen amb les meves opinions com si són a les antípodes. I mai els rebaxaria a la condició de 'conegut/da' perquè pensessin de forma diferent a la meva.

    ResponElimina
    Respostes
    1. I què faries si algú t'escriu un comentari decididament anònim en què s'identifica com a "conegut"? Com li respondries? A mi em sembla que respondre-li tal com ell s'adreça a mi és el més correcte.

      Elimina