7 de maig 2020

Historia de Cataluña sin memeces

Marcelo Capdeferro es un historiador que publicó dos historias de Cataluña. La primera, en su juventud, bajo el influjo de los historiadores catalanes románticos como Ferran Soldevila, culpable de la tergiversación idealista y mitificadora. Luego, una vez se liberó (¿se independizó?) de la mentira y el mito, regresó con este libro. "Otra historia de Cataluña" es el libro de historia local que pedía Josep Pla cuando se preguntaba ¿cuándo se escribirá una historia de Cataluña sin memeces?.



Escultura de Wifredo el Belloso, Plaza de Oriente frente al Palacio Real.
(Cortesía de Jordi Barceloneta)

25 comentaris:

  1. Es curioso lo que dices de encontrarlo en Sevilla. Mira, si deseo encontrar algo que valga la pena en filosofía, y que no me cueste un dineral, siempre he de ir a parar a Sevilla. Me refiero a Gabriel Marcel, Theilard de Chardin, Mounier, Cattieaux, o sea Metafísicos y/o Trascendentes.
    El último fue de G Marcel por 12 euros, en un estado espectacular. Aquí me pedían 85, y sólo lo había en una librería y allí habían cuatro ejemplares, en cuatro librerías diferentes.

    Lo que no me place es De la Cierva. Un ministro de cultura puesto por Suarez y que duró medio año con nulo éxito en su empeño, pero lo importante es el libro.

    Lo de dinosaurio catalán irá por aquello de que en Teruel tienen uno que le llaman riodevensis, por eso de que lo encontraron en un pueblo llamado Riodeva. Pero en el Oñar, hace una semana la alcaldesa dijo que se había encontrado una escultura anterior al s.XVIII, que era todo un hallazgo y que probablemente sería expuesta a bombo y platillo en el Ay untamiento de la localidad. Total, que antes de ayer salió un sujeto diciendo que la escultura la tiró él, que pertenecía a una discoteca y que la hizo un amigo suyo en un plis plas. Total, el rídiculo de la alcaldesa y el gozo en un pozo. Ahora lo multarán por ensuciar la vía pública, ya verás.

    Por lo demás, estoy curioso. Veré si me hago con él, voy a mirar por internet.

    Un abrazo y salut



    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. La librería sevillana creo que es Los Terceros. Consta como anticuario también. Muchos libros de historia pero de todo un poco. Tienen página web y puedes comprar online. Y los precios, como dices, normalitos.

      Suprimeix
  2. Cuando esto de la Diada se puso en boga, y se anunciaba como "Guerra de independencia", como soy aficionadillo a la Historia, (con el limite de mis capacidades y mi tiempo) pues me puse a buscar y encontré.
    Resulta que uno de los últimos regimientos en rendirse en Barcelona fueron "los Tercios Castellanos" que resulta curioso en una guerra de España contra Cataluña. También se omite, entre otras cosas, que Barcelona fue borbonica hasta 1.704-5 (no me acuerdo bien ahora) y ya había experimentado tres asedios y bombardeos por parte de los Austrias, (es decir, y siguiendo su lógica, los catalanes de verdad se bombardean solos) hecho este que, casualmente se les olvida.
    Esto de manejar la Historia y convertirla en histeria tiene a la larga poco recorrido, es como cuando se pone al Cid como adalid de la Iglesia contra los moros, cuando en no pocas ocasiones actuó como soldado al servicio de ellos contra algunos cristianos.
    En fin... es lo que hay... voy a ver si veo al Caballo blanco de Santiago..

    Un saludo y salud,

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Pues si te gusta el asunto busca este libro, encontrarás las respuestas justas y bien explicadas.

      Suprimeix
  3. https://www.uniliber.com/buscar/libros_y_coleccionismo_pagina_1?query=otra%20historia%20de%20catalu%C3%B1a

    6 euros y 4 de gastos de envío, en menos de tres días está en casa.
    Salutte

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Vaya, aquí está más barata. Y veo, gracias a tu enlace, que se reeditó de nuevo en 2012, lo cual me parece muy buena noticia.

      Suprimeix
  4. Gracias. y gracias a Miquel por facilitar donde podemos encontarlo. Ah, en la plaza de Oriente frente al Palacio real hay una estatua de Wifredo el belloso y una fecha de 898, sin embargo en Barcelona la calle Wifredo una travesía de Joaquín Costa en el Rawal, fue cambiado por Gifré el Pilós...Es una pena que no pueda mandarte las fotos pues el blog impide al contrario de Facebook añadir fotos !!

    ResponSuprimeix
  5. ¡¡ Bueno !!, otra vez tocándole la cresta a los de la "cultureta".

    Como bien dices, la confusión nació cuando los romanticos de la "renaixença" decidieron inventarse una patria ancestral, y darle el carnet de catalán numero uno al viejo conde.

    Un viejo conde de origen hispano-visigodo con raíces en el condado de Septimánia, y que bastante trabajo tenia con contener las incursiones y saqueos de sus vecinos musulmanes los Banu Qasi ( otra dinastía digna de interés ).

    De hecho murió a los pies de la muralla de Barcelona haciendo frente a uno de estos ataques, una represalia por haber atacado Wifredo a su vez Lérida, gobernada por los citados Banu Qasi.

    En fin, se puede decir que Wifredo aprovechó el estado de anarquía y descomposición del Imperio Carolingio para transmitir sus condados ( hasta entonces eran título de designación real carolingia ) a sus sucesores, sin rendir cuentas al rey de turno en Francia.

    Y la leyenda de la cuatribarrada da un poco de risa. Cuando murió en batalla Wifredo, el rey de turno estaba muy lejos de allí, ocupado en sus propios líos, que no eran pocos.

    Fué Ramón Berenguer III quién empezó a usar las cuatro barras como distintivo ducal. Hay quién asegura que "tomó" prestado el emblema de la correspondencia que le enviaba el Papa de turno, aunque el origen de está versión no está muy claro.

    Los catalanes somos como los nuevos ricos, que pagan a expertos heráldicos buscando ennoblecer su pasado y origen, aunque el bisabuelo hubiese sido un negrero traficante de eslavos hijo de campesinos.

    Como decía Plá, "Es mas facil creer que saber"

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Todo el meollo de la cuestión está, por lo que parece, en la Renaixença. Es entonces cuando se inventaron Cataluña, unas personas que, curiosamente, escribían más en castellano que en catalán pero se pusieron a jugar con la patria medieval. Lo demás es lo que vemos. Cataluña es, de algún modo, una mala interpretación o un error de lectura.
      Dicho de otra manera: el mismo autor que escribió la "Oda a la Pàtria" (catalana) escribió odas a España y lo de la "patria catalana" parece más bien un juego romántico mal interpretado, que dio pie a la enorme confusión. Dudo que Aribau quisiera montar el pollo actual. De haberlo sabido, seguro que se guardaba de su poemita.

      Suprimeix
  6. Ahí va un fragmento de un escrito de Juan García Oliver de 1932, reproducido en un blog anarquista, donde pone a caldo a la "cultureta patufesca" de Folch i Torres y habla de esa pequeña burguesía mezquina ("tenderos, curas y ratones de sacristía"). Sin deperdicio el artículo entero

    « (...) Hace solamente unos quince años, los trabajadores de Cataluña dieron patentes pruebas de haber superado la tradición histórica de su pueblo. Cataluña, la Cataluña auténtica, la que trabaja y piensa, había relegado al olvido, como quien se desprende de algo que por anticuado es inservible, el anhelo separatista que de una manera tan pobre e insustancial se empeñaban en sostener un puñado de sacristanes investidos de los atributos de la literatura. La Historia de Cataluña de Víctor Balaguer, ni siquiera era leída por las personas más cultas de la intelectualidad catalana. El pueblo, hacía tiempo que había dejado de leer los acaramelamientos patufetistas a lo Folch y Torres, quien solamente conseguía entretener los ocios de las estúpidas hijas de los burgueses.

    El trabajador catalán pensaba y obraba por encima de sus estrechas fronteras locales. Todo lo más, recogiendo la parte sana de su espiritualidad: ofrecía a los pueblos ibéricos un tipo de organización proletaria que, como la CNT, permitía, dentro de sus amplios principios federalistas, la posibilidad de estrecha y fraternal convivencia de todas las regiones peninsulares. Cataluña se superaba ella misma, y aparecía ante el mundo revestida del más elevado sentido de universalidad.

    La CNT dio un serio golpe a todos los localismos, regionalismos y separatismos de España. Por primera vez, los españoles encontraron un punto de convivencia y mutua compenetración. La espiritualidad federalista e internacionalista del anarquismo, habían obrado el milagro. Tocaba a un puñado de aventureros de la política, el ser los atentadores y destructores de este caso de simpatía y fraternidad ibérica, que ojala pueda ver restaurado y hecho extensivo a todos los pueblos del globo.

    Mientras que por un lado, la CNT se dedicaba a la gigantesca labor de dar una unidad federalista a los trabajadores españoles (elemento indispensable para poder realizar sobre bases sólidas la gran revolución social que se proyectaba en nuestro país), había por otro lado en Cataluña un pequeño núcleo de tenderos, curas y ratones de sacristía que se dedicaban a hacer política separatista. Nadie les hacía caso. Vivían ahogados por la gran gesta revolucionaria que llevaban a cabo los trabajadores de Cataluña y España. Pero vino la dictadura de Primo de Rivera y, con ella, la idiota política de perseguir a esos cuatro tenderos, curas y ratones de sacristía, produciendo una leve exaltación de aquel sentimiento de catalanidad que tan acertadamente definiera el poeta José Carner, y que nada tenía de común con sentido político separatista, de los cuatro logreros de la política de cuatro barras y la estrella solitaria (...)»

    http://grupostirner.blogspot.com/search?q=ratones+de+sacrist%C3%ADa

    Salut!

    Manel C.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Es muy oportuno citar a García Oliver. Es más, tengo prevista la reseña de sus memorias "Los pasos en las huellas". A ver si me animo pronto y hablamos de él.

      Suprimeix
    2. Muy bueno el enlace, MANEL C
      Gracias
      Salut

      Suprimeix
  7. Entonces ¿que habría que hacer con esta Comunidad Autónoma llamada Cataluña siendo fiel a la verdadera historia?

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Es muy fácil, o eso me parece: dejarla como está. Al fin y al cabo, a esa Comunidad Autónoma nunca le ha ido tan bien como con la fórmula actual. Habría que llegar a nuevos consensos sobre lengua y algún otro asunto, pero ya está.

      Suprimeix
  8. Todo son nada más que constructos. Y eso mismo es lo que un nacionalista suele reprochar cuando se le intenta argumentar ("España es un invento de los Reyes Católicos"); cuando se le contraargumenta que los estados-nación son un constructo HUMANO, un proyecto político - jurídico de la Revolución Francesa que, partiendo de la herencia del Antiguo Régimen por lo que respecta a "respetar" el marco precedente de las antiguas "naciones canónicas", establece la nación política de cuidadanos libres e iguales frente a la nación étnica (dicotomía jacobinos / girondinos). Cuando el interlocutor nacionalista se siente acorraladado y tachado de defender el antiguo régimen, los privilegios, en definitiva, lo "pre-político", recurre por fin a los orígenes telúricos de la nación. No hay nada más misántropo que el nacionalismo y su tesis de que la nación precede, como decía el loco de Pirat de la Riba, a los nacionales, como sustrato geológico previo e indiferente al devenir de la Historia (!!!). Ojo, todo esto lo decía gritando fuera de sí en sus discursos y lo dejó por escrito (!!!). Odio a todo lo que se haya realizado por la voluntad del hombre y apelación constante a una supuesta preexistencia de la nación. No sé qué "sustrato geológico" sustentaba, no ya en el Terciario, cuando el actual Principat era un MAR, sino ni siquiera en el s. X, la supuesta "nació catalana", habitada por godos y árabes hasta la llegada de Carlomagno y sus hordas.

    Un libro que descuartiza muy bien todas las falacias nacionalistas es "El nacionalismo. Una ideología" de Alfredo Cruz Prados (Ed. Tecnos)

    Salut!

    Manel C.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Me apunto el libro, aunque necesitaré entre dos y tres vidas para leer todo lo que debería. Y tendrían que ser vidas de señorito, sin tener que ir a trabajar.

      Suprimeix
  9. POR CIERTO ¡¡¡¡¡ amic LLUIS...¿Qué te dije de lo de Junqueras y el OPUS hace ya tiempo; de su amistad con el emérito Papa, y de su trabajo como preceptor de libros en la biblioteca Vaticana ?
    ¿Donde va a trabajar el Sr Junqueras ahora que le dan 12 horas de llibertat continuada, y cómo qué?
    Todo se confirma, lentamente, ,pero se confirma
    salut

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Pues si, se va confirmando. La noticia me ha sorprendido pero en realidad hay algo que no sorprende cuando lo piensas. A veces, pocas, todo encaja. Ayer supe que Meritxell Ruiz, consejera de educación con Puigdemont, es hoy directora de la Escuela Pía de Vilanova.

      Suprimeix
  10. Ese libro está a la venta en Amazon, en reedicion de 2003, en versión papel (24,94€) y electrónica (8,12€).

    https://www.amazon.es/Otra-Historia-Catalu%C3%B1a-Marcelo-Capdeferro/dp/8470024264/ref=sr_1_1

    Yo lo compré en marzo-2019 aunque aún no lo he leído (está en lista de espera). La reseña de Amazon empieza diciendo: "La historia de Cataluña que no le enseñaron. Y no precisamente por no ser veraz, sino porque no está manipulada."

    ResponSuprimeix
  11. Respostes
    1. Bueno, yo, a decir verdad, nunca me aclaro con las referencias de los libros. Éste que compré yo el año pasado informa en sus primeras páginas que es reedición de 2003 y que fue impreso por "Publicaciones Digitales, S.A." (de Sevilla, por cierto) pero en la ultimísima página pone "Printed in Germany by Amazon Distribution", sin año, así que... no sé a qué carta quedarme.

      Por cierto, arrepentido me hallo de no haber comprado la versión electrónica, porque el librito pesa un kilo largo, hay que buscarse un atril o algo porque aguantar eso a pulso mucho rato resulta lesivo para manos y brazos.

      Suprimeix
    2. El mundo del libro está trasnochado a partir de Amazon. Ya nadie sabe nada ni comprende nada. Las ediciones a demanda han cambiado el paisaje, a veces para bien y otras para mal. Me compré "Las fuerzas extrañas" de Leopoldo Lugones creyendo que era una edición convencional y recibí una edición rarísima, hecha por un ordenador y encuadernada en Corea.

      Suprimeix