28 d’ag. 2017

Integración social por vía genital

al Siscu, que me dió la idea y me abrió los ojos sobre ese asunto
Resultat d'imatges de danza del vientre

Cuando yo era muy joven, de algunas chicas que militaban en organizaciones de la extrema izquierda se decía de ellas que militaban por "vía genital". Es decir, se insinuaba que las militantas de los grupos trotskistas y leninistas lo hacían porqué sus novios, o amantes o rolletes las empujaban (nunca mejor dicho) a afiliarse. Eso era una broma, claro. Una broma de tintes muy machistas, por supuesto.

Hablando de otro orden de cosas, pero sin ir muy lejos: parte de la "integración" de los inmigrantes murcianos, andaluces, gallegos, manchegos y etc en la Cataluña de los 50 a los 70 se produjo por la vía matrimonial (vamos a escribir "matrimonial" en vez de "genital", que suena más correcto). Aunque de la unión de un inmigrante y un catalán nacieron los "charnegos", que es, según la etimología sinónimo despectivo de "mestizo" y no de "extranjero", es evidente que el emparejamiento de personas autóctonas con foráneas facilitó eso que se llama la "cohesión social", es decir, la "integración".

Mi abuelo materno, catalán de Figueres, se fugó de una familia demasiado conservadora para su gusto y se fué a Barcelona con nada, donde se casó con una inmigrante murciana, de Cartagena. El abuelo paterno, nacido en un pueblecito de Tarragona azotado por la filoxera, emigró a Barcelona y allí desposó una sirvienta que procedía de Castellón (en aquel tiempo todavía no se había encuñado la patraña romántica de "Països Catalans). Mis dos abuelas, una vez casadas, no tan solo adoptaron la lengua catalana si no que, además, les hablaron en esta lengua a sus hijos. O más o menos: el bilingüismo no estaba estigmatizado todavía, y las dos lenguas convivían sin muchos problemas. O con ninguno. La inmersión lingüística de la escuela catalana de Pujol (final del sueño de una escuela democrática y humanista), que está en el origen del conflicto, tardaría décadas en llegar.

El fenómeno que se halla tras la idea más bien borrosa de la "integración" de los inmigrantes en Cataluña tiene poco que ver con el Futbol Club Barcelona y con otros asuntos que se han aportado, ni con el supuesto carácter acogedor del pueblo catalán, que es algo indemostrable. Los gitanos llegaron a España hace unos 500 años y a ver quien afirma que fueron acogidos.

Pero en cualquier caso: ¿a qué se le llama "acogida"? "Acoger" no puede limitarse a "permitir vivir", eso tendría otro nombre. Los gitanos se asentaron en donde pudieron y allí crearon lo que hoy llamamos "guetos". Los inmigrantes murcianos y luego los andaluces que llegaron a Barcelona se asentaron en las barracas (en inglés, Shantytown). Y luego, lentamente, vino el mestizaje, que es un fenómeno que sucede por abajo de la escala social.

Aunque hay ejemplos famosos de señoritos de la burguesía barcelonesa que se casaron con sus criadas y asistentas, el grueso del mestizaje sucedió por el estamento más bajo. Yo he aportado mis dos abuelos como ejemplo para el asunto: el uno, desheredado, el otro, campesino empujado a Barcelona por el hambre.

Del mestizaje entre catalanes autóctonos e inmigrantes del resto de España surgió una población charnega (mestiza) que hoy es la mayoritaria en Cataluña, y que ha alcanzado posiciones sociales nada desdeñables. Ninguno de ellos ha sido "conseller" en ningún gobierno de la Generalitat gobernada por Convergència. Pero han llegado a maestros, profesores, policías, médicos, periodistas. [El caso de José Montilla debe explicarse aparte].

Todo eso viene a cuento de la pregunta que hoy me planteo: ¿qué pasa con la población megrebí que llegó a Cataluña? Me lo estoy preguntando muy en serio. ¿Alguien conoce casos concretos de matrimonios entre magrebíes y catalanes? Yo conocí al hijo de uno de esos, porqué los hay, pero debo decir que es una historia bastante trágica y penosa, que valdría para escribir solo sobre ese caso, y para escribir largo y tendido.

Con la inmigración latinoamericana sucede algo no muy alejado, pero es distinto. Quizás por el idioma compartido o por motivos de orden cultural que se me escapan, el mestizaje de catalanes y latinoamericanos, aunque escaso, es posible. Y sucede. Ese asunto es (debería ser) materia de un estudio de los de veras. De sociólogos y antropólogos culturales y cosas parecidas. Hay que hablar del concepto de la "integración", de como sucede eso, de qué requisitos se deben dar. Del mestizaje. Del matrimonio entre personas de orígenes distintos. "Integrarse" en Cataluña no puede limitarse a hablar catalán porqué te lo han impuesto en la escuela. No es haber aprobado la ESO. No es tener un trabajo precario (como lo tienen tantos catalanes, autóctonos y mestizos).

La integración (su estudio, su comprensión) debe abarcar la sexualidad. Tal como suena.

¿Qué perspectivas sexuales tiene un joven, hijo de inmigrantes marroquíes, en Ripoll? ¿Tiene algo que ver la frustración de sus probables espectavivas sexuales con las chicas autóctonas, y con las derivas patológicas de esa frustración que terminan en atentados suicidas? ¿Puede existir un Pijoaparte hijo de marroquíes que dé con una Teresa? -uso el ejemplo de la novela de Juan Marsé con toda la intención, por supuesto. ¿Por qué hay matrimonios mixtos (de esa mixtura) en Inglaterra, en Francia y en los Estados Unidos -y en otros lados- pero no en España?

Sigmund Freud, que vivió (y murió) hace muchos años, tendía a buscar el origen de las patologías mentales en lo del sexo. Quizás no estaría mal pensado volver al médico vienés para pensar, de nuevo, en la sexualidad (frustrada, prohibida, estigmatizada) para comprender cosas que suceden hoy. ¿Alguien se pregunta por el origen de los clientes de los grandes prostíbulos de La Jonquera? -por ejemplo.

Solo una mentalidad de beatos y de hipócritas nos impide preguntarnos esas preguntas. Pero a mi me parece que son pertinentes.




14 comentaris:

  1. Gràcies per recollir la idea... Potser és una parida però crec que no es pot descartar així d'entrada!!!

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. No, no es pot descartar. És una pregunta que cal fer-se.

      Suprimeix
  2. Ondia ¡ maí ha pasat aquesta pregunta per la meva imaginació.
    Bé. Molt bé.
    Salut

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Imagínate que todo se reduce a la expresión (más bien soez): esos chicos iban mal follados. Sería terrible, pero no imposible. Creo que no me van escuchar, y que la pregunta caerá en el olvido y en la nada. Pero... ¿y si sí?

      Suprimeix
  3. Lluis, la integración real solo funciona cuando nadie habla de ella, lo demás son milongas y brindis al sol para tapar un fracaso; ¿en tiempos de tus abuelos quien hablaba de integración? pues ni dios, la gente se buscaba la vida, para el lujo de comer todos los dias y si un chico un chica encajaban, pues a eso.
    Respecto a que si los chicos iban mal follados, posiblemente, todos los fanáticos dejan de follar en aras de un "bien superior", luego, cuando los fanáticos toman el poder follan a las que se dejan y a las que no... Es la misma histeria, que no Historia, repetida...

    ResponSuprimeix
  4. POTSER,SEGUIN LA TEVA TESIS,TOT ES LIMITA,QUE LAS NOIES DE RIPOLL,NO VOLEN ACABAR VESTIN COM UNS "ADEFESIOS".

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. L'autor ha suprimit aquest comentari.

      Suprimeix
    2. Em temo que no anava per aquí, i la teva resposta confirma, malauradament, que no ho portem gens bé. I per cert: no em diràs que la disfressa de pubilla catalana no és lletja de nassos.

      Suprimeix
  5. Un descobriment, la Natacha Altas, gran... M"encanta,¡¡ i el vídeo, tan basse fonde i suggeridor.

    ResponSuprimeix
  6. Molt interessant tot el text, i sobretot la pregunta que formules. Però voldria fer un apunt. El model d'escola en català no és pujolista, és una proposta del PSC i del PSUC quan el Pujol es plantejava un doble sistema escolar en que hi hauria escoles catalanes (en deien així, escoles catalanes) i "altres escoles" (que no sé com en volien dir però vaja, res de bo).

    L'objectiu, que em sembla vigent, és que tots els infants tinguessin les mateixes oportunitats.

    El que sí és cert és que el model estava pensat de manera que el castellà tenia una presència molt més normalitzada a l'aula, i això s'ha acabat considerant com un "defecte", quan no ho és en absolut. I encara és més cert que amb els anys i la tabarra nacionalista molta gent ha acabat veient el model com un problema. I també és cert que s'hauria d'estar pensant en un model de plurilingüisme però com que hem dogmatitzat el català, doncs ara estem bastant lluny d'això.

    En fi, bon post i bon blog. Una abraçada.

    ResponSuprimeix
  7. Me parece un planteamiento muy original, y al mismo tiempo muy pertinente, como mínimo para profundizar más en el mismo. Por cuestiones profesionales tengo tratos con musulmanes magrebies, y ciertamente no he visto nunca un matrimonio o un emparejamiento entre musulman/a y cristiano/a. Sin embargo, si los he visto entre musulmanes de raza negra y raza blanca no musulmana. DE alguna manera, y desde luego sin validez al ser una conclusión únicamente derivada de mi observación, me parece que la inexistencia de matrimonios mixtos se acentúa todavia mas en el caso de magrebies. De todas maneras hoy y ahora me parece una línea de investigación muy improbable en la sociedad catalana tan pueblerina que sufrimos hoy.
    Gracias por tu blog. Saludos.

    ResponSuprimeix
  8. Avui he llegit un article del Joseba Achotegui a Publico que destacava qie cap dels 12 terroristes tenia parella

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Ja et dic jo que tenim raó en l'anàlisi freudiana, el que passa és que ni el Trapero ni el Forn no ens donaran la raó, és clar.

      Suprimeix