15 de des. 2017

La numerología y Najat El Hachmi (diario de campaña)

Resultat d'imatges de elecciones catalanas 2017

Creo que mi candidata para presidente de la Generalitat de Cataluña es Najat El Hahcmi. Pero he descubierto, con estupor, que El Hachmi no consta en ninguna lista de candidatos. Seguro que ahora ya es tarde para convencerla, y montar una candidatura no es cosa fácil. Ni barata.

El Hachmi escribió un artículo sobre política catalana que creo que es uno de los más lúcidos del último lustro. Es un texto sobre numerología: "Calcula que calcularás", y se encuentra aquí. Uno piensa, a priori, que la expresión "haciendo números," en Cataluña, solo puede usarse para saber si somos más los unos que los otros o los otros que los unos, los buenos que los malos, más los independentistas que los unionistas (sobre equidistantes y federalistas ya nadie habla, porqué hemos muerto ahogados todos en la pinza de los demás).

Pero El Hachmi me recordó que los números sirven para otras cuestiones: para medir la distancia entre planetas y galaxias, por ejemplo, y también para recontar parados. Y quienes más números hacen hoy en Cataluña no son ni los políticos con sus cábalas de medio pelo ni los astrónomos de la Casa Urania. Son las madres de familia que no llegan a final de mes. Y de esas, casualmente, no hablan los políticos.

El otro día vimos en tv a dos candidatas que no saben el número de parados que hay en Cataluña. Esa laguna mental la entendí muy bien: para una de las candidatas, el problema del paro es culpa de la maldad española y se resolverá con la supresión del artículo 155. Para la otra, el paro tiene por culpable las aventuras secesionistas y se arreglará cuando las aguas se calmen en el estanque dorado de la autonomía intervenida. Y no hace falta comentar que otros candidatos dirían cosas muy similares, con algunos matices leves. Hay uno que diría "¿El paro? Eso lo arreglo yo durante el viaje de Bruselas a Barcelona y mientras me digiero mi último chucrut de exiliado".

Por estos días la prensa también habla de "una Cataluña ingobernable" porqué ningún bloque va a conseguir un margen suficiente para imponerse al otro. No con legitimidad moral, por lo menos. Y digo yo: sin embargo, si volvemos la vista atrás y contamos los resultados tal como lo hacíamos antes de la aparición del "eje nacional" (que tiene bastante tela, la expresión), nos sale un panorama no tan ingobernable: el eje izquierda/derecha ofrece unos buenos resultados, ya que la suma de los partidos más o menos de izquierdas superan en unos 10 escaños a los de la derecha. Esos números no los hacen los políticos ni la prensa, de modo que solo los hago yo y lo hago con voluntad de ocio especulativo, por matar el tiempo.

Lo del eje izquierda/derecha viene a cuento de que, contando números de esta forma, quizás -solo quizás-, alguien hablaría de los parados y de las madres de familia que se pasan el día haciendo números para saber si pueden comprar o no, si pueden llevar a los niños al cine o a dar una vuelta por Barcelona y si deben decirle al marido que vale ya con tanta cervecita en el bar con los colegas. Hace unos días, una madre de la escuela en donde trabajo me contó que estaba embarazada. Pero en sus ojos no vi alegría: en los ojos de Souad vi más desazón que otra cosa. Vi números, vi operaciones de sumas y restas y divisiones.

A Souad, que ya tiene la nacionalidad española, le piden el voto por la tele y por las calles, con esos pasquines de colores y sonrisas recién descorchadas. No tengo bastante confianza con esta mujer, pero si la tuviese le preguntaría si va a votar y a quien va a votar. Más que nada porqué, puestos a hacer números (a quien le sumo mi voto) quizás votaría lo mismo que ella.


2 comentaris:

  1. Completamente de acuerdo. Podría también contar con el mío.
    Salut

    ResponSuprimeix
  2. Els articles de la Najat el Hachmi són una meravella. Són la vida petita que batega sota el soroll i que ben poques vegades alça la veu.
    vaig tenir el plaer de conèixer-la personalment.

    ResponSuprimeix