21 des. 2012

El fin del mundo según Louis Schlesinger


Como había decidido esperar el fin del mundo sentado en casa y leyendo (me parece el acto más consecuente después de una vida mayormente dedicada a leer), me encontré con un nombre enigmático en la página 55:

Louis Schlesinger

[Al lector atento, y mejor aún si es aficionado a los números pitagóricos, no se le habrá escapado la bonita aritmética del asunto: Louis (5 letras) X Schlesinger (11 letras) = 55, el número de la página en donde aparece].

Este nombre sonoro se menciona de forma marginal en la biografía del general Narciso López, y su vida queda resumida en unas pocas frases. Se sabe de él que era judío nacido en Budapest, el 9 de marzo de 1825. Combatió en varias revoluciones centroamericanas. Su rastro desaparece en las playas del Pacífico, hacia 1860. No hay registro de su muerte.

Schlesinger había combatido en la frustrada insurrección de Hungría de 1848 junto a Lajos Kossuth y después se marchó a América. Todas las aventuras militares en las que participó son desastrosas hasta la calamidad. Este erudito políglota a quien quizás le estaba reservada una apacible vida de funcionario o de abogado en Budapest fue a buscar la muerte a lejanos países tras elegir, en cada ocasión y con una constancia rayana en la lucidez, el lado malo de la historia. El lado de los perdedores.


¿Una posible imagen de Louis Schlesinger? Probablemente no


Estuve rastreando estas dos palabras juntas (Louis y Schlesinger) durante unas horas, y conforme pasaba el tiempo y más cosas descubría más se desdibujaba Louis Schlesinger, hasta perderse en una bruma de color ámbar. Algunas de las escasísimas imágenes que encuentro podrían no corresponder al personaje, no hay ninguna certeza. La que he escogido es dudosa, improbable. Y si fuese su verdadero rostro, no deja de estremecerme este aspecto de fantasma, esa cualidad translúcida.

Más tarde descubro que alguien con este mismo nombre y apellido fundó la comunidad Societas Fraterna en 1878, en Orange County, California. ¿Se trata del mismo hombre? La sociedad secreta se disolvió poco después, a raíz de un escándalo sexual relacionado con el amor libre que practicaba su fundador. No tengo ningún motivo para creer que se trate del mismo Schlesinger, pero la posibilidad -por más hipotética y trasnochada que sea- me resulta muy atractiva. Así que por fin me tumbo en el sofá y me quedo contemplando el cielo nublado, gris y monótono del último día del mundo.

Imagino a Louis Schlesinger huyendo de Costa Rica vete a saber como, pero sin duda en un estado penoso, abatido, quizás enfermo. Durante estos años de derrotas y fracasos ha pensado y ha leído, y muchas veces ha soñado con una Arcadia radiante y luminosa sin violencia, todo amor. Incluso imagino que se marchó de Hungría por culpa de alguna tragedia amorosa. Entonces imagino que su novia húngara de los dieciséis años murió de fiebres y pobreza, y Schlesinger no tuvo más remedio que lanzarse a perseguir la muerte por todo el mundo. Siempre buscando guerras perdidas de antemano, alistándose en el bando más débil posible.

Hasta que llegó el día en que emprendió el camino hacia la Arcadia soñada y se fue a la mítica y soleada California, de la que tanto había escuchado hablar. Allí encontró la paz y la dicha, bajo la forma del amor libre.


Y con esta imagen medio soñada durante la siesta me voy adormeciendo. Contemplo por última vez el pedazo de cielo gris plateado que se puede ver tumbado en el sofá de casa. ¿Dejaré de escribir si se termina el mundo? Esta es, sin duda, la mejor idea. Y luego contemplo de nuevo el cielo del último día del mundo.



_____________________
Si por alguna razón desconocida el mundo no ha terminado y este post aparece en tu pantalla, dejo algunos rastros que permiten imaginar más cosas de la vida de Louis Schlesinger:

http://www.latinamericanstudies.org/filibusters/schlessinger-guatemala.pdf

http://the-great-silence.blogspot.com.es/2006/10/grasseaters-halloween-series.html




18 comentaris:

  1. Buscar e imaginar destinos es una ocupación que a mí también me resulta grata, e intelectualmente sugerente. A veces pienso que yo debería haber sido buscador de misterios... No digo que los resolviera, digo que los buscaría, que es mejor.

    Lo que no soy es pitagórico. Tengo una amiga que sí lo es, me hizo la numerología y yo pensaba que sería una sarta de generalizaciones pero no, había incluso previsiones de cosas que habían de suceder y que luego curiosamente se han cumplido. Pero no cosas generales, no, ni cosas que pueden condicionarte. Recuerdo que mi amiga me dijo que los números dobles, el 11, 22... el 55 también son números maestros, que ya no recuerdo bien qué significaba eso pero debe ser importante.

    Bon nadal si no s'acaba el món, buscador incansable.

    ResponElimina
  2. No soy nada pitagórco, la verdad: el asunto me parece tan divertido como el tarot, y tan inútil también.
    Lo que si me gusta es lo de buscar misterios, que es una ocupación tan seria como cualquier otra (diputado, banquero, funcionario de la burocracia: cualquier ocupación socialmente inútil) y que debería estar subvencionada por el estado (no por el nuestro actual, ni por el próximo, obviamente). El texto quería ser un homenaje a algunos textos de Borges que tratan de la búsqueda inconclusa e inútil.

    ResponElimina
  3. Hi ha una sèrie de personatges que van estar per sudamèrica i centràmrica el s. XIX són ben pistorescos. Sobta veure una gran quatitat d'exiliats polítics europeus i alhora unes dictadures sanguinàries que abduïa a tota oposició.

    I curiosament aquest fenòmen es va tornar a reporduir el 1945 amb exiliats europeus jueus, comunistes, liberals... i per una altra banda els nazis...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Molta gent que estava tipa d'Europa se'n va anar ar a centreamèrica per veure si allà podien fer coses útils. I em temo que ara això torna a passar. A no ser que algun ingenu vulgui anar a Catalunya, on la classe menestral es proposa fer canvis. A mi el clima de centreamèrica em resulta més suggerent que no pas ,'europeu (sempre que el món no s'acabi).

      Elimina
  4. hi ha que veure quines vides més interessants tenien alguns anys enrere, ara ja és més complex tot plegat i poc hi ha a descobrir. Compte que a lo millor d'aci a uns anys algun blocaire parlarà de 'Frank de la Jungla'. o, es diu Artur?

    ResponElimina
    Respostes
    1. Jo diria que el segle XIX és el darrer segle de canvis i personatges interessants, ara la globalització ho fa molt difícil. I jo diria que d'aquí a cent anys ningú no parlarà de l'Artur.

      Elimina
  5. De moment, l'únic que ha passat es que m'he quedat sense telèfon fix. Es molt interessant aquest Schlesinger, vides exemplars d'homes que varen fer grans coses

    ResponElimina
    Respostes
    1. Jo m'he despertat amb un mal d'esquena espantós, m'he hagut de quedar ajegut tot el dia.

      Elimina
  6. A mi em passa com a l'Aristofeles, només petites desgràcies.

    ResponElimina
    Respostes
    1. La presència de petites desgràcies indica sens dubte que tot segueix igual. La pitjor de totes ha estat la investidura del Mas.

      Elimina
  7. Yo creo que no era necesario viajar tanto para defender derechos, ocurre como con algunos "solidarios" de la actualidad, que les gusta viajar para dar limosnas y cuando se pide un reparto equitativo de la riqueza de la sociedad, dicen que les roban..
    Se queda más de puta madre dando limosnas o haciendo revoluciones con impunidad en otros sitios, soy tremendamente exceptico con esta gente.
    Yo cuando estaba sin pareja libre era más de follar indiscriminadamente que del amor libre... (jejeje).
    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bueno, el tema de las ONGs da para mucho, y a mi ya casi me aburre. Pero yo creo que la intención que llevaban aquellos aventureros era bastante distinta a la "solidaridad" de estas oganizaciones. La mayoría murieron en cualquier sitio y nunca más se supo, cosa que no les pasa a los elegantes cooperantes del 4x4, muy difíciles de distinguir de un turista.

      Elimina
  8. Potser aquest home sigui undescendent ( es el primer quehe trobat per aqui ) i seguesqui resolvent misteris de la mnet i del animal huma , tant o més interesant .Veure : "People want to believe that someone who does something like this must be floridly psychotic," said Louis Schlesinger, professor of forensic psychology at the John Jay College of Criminal Justice in New York, who has studied mass killers since the 1970s. "They think, ‘ah, he's mentally ill; now I understand.' It makes people feel they and people they know would never behave this way."
    Em vaig aturar amb els logaritmes , tractant d´ordenar l´univers . Per una ment àcrata va esser inutil tanta logica.

    Si , és un dia feixugot o noltros ens feim feixugs ? sigui com sigui que aquestes retxes , avui i demà , ens alleugerin de tot mal .

    Salut senyor esbrinador.

    P-D tenc una entrada guardada que per allò del romanticismes revolucionaris , adventures i descobridors et tindrà que agradar a la convicció ( que no força ) ;)

    ResponElimina
    Respostes
    1. La veritat és que els números -pitagòrics o no- tampoc no són una cosa que m'agradi gaire, perquè tinc molt poc treballada la part lògica del cervell. De fet, encara no sé perquè serveix ben bé.
      Esperarem la teva nova entrada...

      Elimina
  9. ...y el planeta sigue girando pese a los intérpretes aplicados del cataclismo cíclico. Hay mentes que sueñan -y babean- con la desintegración en volutas de la humanidad en pleno... Tendrán que esperar hasta la próxima maquinación. Y, mientras tanto, los schlesingers de este mundo seguirán ejerciendo de trotamundos, proseguiremos con las lecturas, las ideas, los contrasentidos, las genialidades y los fantasmas interiores. Esto late, se mueve, siente; el planeta gira y nos columpiamos en él hasta el mareo.

    Eres un romántico, Lluís; un buscador de oros no metálicos; un aventurero de ausencias y memorias que se reencuentra consigo mismo, se saluda y prosigue su marcha, ora en línea recta ora en espiral...
    Saludines.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues supongo que es así, que todo sigue girando y por lo tanto seguimos mareados hí arriba... Ya van más de dos que me llaman "romántico" y aunque ya se que algo hay de eso, todavía no se si me gusta esta etiqueta, aunque debe ser inevitable.

      Elimina
  10. ¿Cómo no quiere que le llamen romántico si demuestra en cada momento preferir las hermosas derrotas a los sonados triunfos...? No es calificativo ofensivo, no lo tome a mal, don Lluis; mejor romántico que creyente en una sociedad veneradora de la racionalidad a ultranza que a la postre nos ordena sacrificar nuestras vidas en aras de un interés general que sospechamos no es tal. Viva el romanticismo, pues, y el individualismo feroz y apasionado... (Madre mía,hay que ver cómo me ha sentado hoy el desayuno...)

    ResponElimina
    Respostes
    1. Posiblemente me merezco el apelativo, Abuelito, tiene usted razón.

      Elimina