11 d’oct. 2020

La negra Malgarida conquista Chile

 


En 1513, Antón Palma, sevillano, vende al maestro Juan Fiuco, de Santo Domingo, a una negra preñada, llamada Malgarida, por 12.000 maravedís. Cuando la mujer tiene 38 años, Francisco Díaz, mercader, le paga a Juan Bibaldo, genovés, estando en Santo Domingo, 12 ducados para pasar a las Indias a una negra esclava llamada Malgarida.

Nada sabemos de Malgarida hasta unos diez años más tarde, cuando entra a servir al Adelantado Diego de Almagro, que la habría adquirido para que cuide de su hijo muy pequeño Diego de Almagro el Mozo, que el conquistador tuvo con la india bautizada Ana Martínez. Los tres parten a la conquista de Chile con un ejército de pocos cientos de españoles y miles de indios.

Isabel Allende, la escritora, escribió la novela “Inés del Alma mía” en 2006, en donde se afirma que Inés de Suárez, de Plasencia, fue la primera mujer foránea que entró en Chile con los conquistadores. Sin embargo, el dato es incorrecto: la primera mujer foránea que pisó el país chileno es la esclava negra Malgarida, de la que no sabemos su apellido, su origen ni su aspecto. La incursión en Chile de Diego y Malgarida es un cúmulo de desastres, accidentes, enfermedades y desgracias. Tanto como para escribir no ya una novela si no un novelón de mil páginas arrolladoras.

Tras innumerables calamidades, diezmada y extenuada, la expedición de Almagro decidió volver a Cuzco, de donde había salido. A su regreso, Almagro reivindicó el gobierno de la ciudad que ostentaba ahora Francisco Pizarro, su antiguo camarada y compañero de aventuras. Así estalló una de las primeras guerras civiles españolas, que perdió Diego. Tras la derrota, Pizarro le hizo encarcelar, le juzgó y le condenó al garrote. La democracia y sus garantías deberían esperar todavía algunos siglos.

A Diego de Almagro le agarrotaron en el presidio y luego sacaron su cuerpo a la plaza, en donde fue decapitado ante el público. La negra Malgarida, conquistadora de Chile, vuelve a perderse en la niebla hasta algunos más tarde, cuando Diego el Mozo venga la muerte de su padre y asesina a Francisco Pizarro en el Palacio de Lima, en otra confrontación por el dominio de Cuzco. Diego el Mozo se convierte así en el gobernador de Cuzco más joven de la historia: consigue el cargo con 20 años de edad. Pero solo un año más tarde los hermanos de Pizarro apresan a Diego, le dan garrote y le decapitan, tal y como habían hecho con su padre. Es aquí donde reaparece Malgarida: la negra, que fue liberada en algún momento por un Diego de Almagro ya viejo y enfermo de sífilis, se hace cargo del cuerpo mutilado de aquel chico a quién había cuidado de pequeño. Manda construir una capellanía en el Convento de la Merced de Cuzco y hace enterrar juntos al padre y al hijo, en el sótano. Cuando ella muere es enterrada junto a los dos Almagro, tal como había dispuesto en vida de su puño y letra.

Según la historiadora chilena que defiende la conquista de Chile por la negra Malgarida, Diego de Almagro fue el amo y el amor de Malgarida. El gesto de Malgarida, preocupada por dar sepultura digna al padre y al hijo demostraría que la relación no fue escuetamente de amo y esclava. Ahí hay una historia de amor tardío pero profundo. En la vida de Diego de Almagro abundan las traiciones, las felonías y la barbaridad: lo de la negra Malgarida es un destello de lealtad y de amor más allá de la muerte, y resulta inexplicable que Isabel Allende soslayase todo eso, tan trágico y tan romántico, tan fulgurante y efímero. Tan humano.

La historia de la conquista, de la colonización y de las luchas por el poder de los españoles en América es casi infinita, épica y trágica, tragicómica, patética en ocasiones, salvaje, desesperada, brutal, sanguinaria, atroz, despiadada, descomunal. La historia de Malgarida es pequeña y tierna, elaborada con pequeños gestos, con escenas ensombrecidas por el olvido e intermitentes, chispas minúsculas de una fogata enorme que se elevan y se esparcen, que el viento se lleva en un santiamén. Y luego nada. O casi nada.

Siglos después de la muerte de los dos Almagros y de Malgarida, un once de octubre de 2020, un pobre catalán cuelga su historia en un blog censurado en alguna red social. Y luego nada, nada otra vez. Una eternidad de nada interrumpida por una milésima de segundo de luz. Fin. ¡Y qué más da conquistar Chile o El Dorado, cuándo es imposible conocer nada de nadie, incluyéndose a uno mismo!

15 comentaris:

  1. No hay conquistador que no fuera con espíritu de esquilmar lo que hubiere allende los mares.
    De todas las historias, una, la de Lope de Aguirre, El Loco. También se enfrentó con Pizarro.

    Perdió todas las batallas. No encontró El Dorado. Dejó allá su vida, se llevó otras tantas.
    Un abrazo
    Salut

    ResponElimina
    Respostes
    1. A Aguirre le conocí gracias a Herzog, todo sea dicho. Lo de Almagro me lo encontré casi sin querer y es terrible. Almagro huyó de Sevilla por problemas con la justicia. Los conquistadores son personas que huyeron de España, personas que no tenían nada que perder. Es una historia humana. Todos descendemos de los cavernícolas africanos que fueron expulsados de sus tribus, todos descendemos de expatriados, de charnegos y de fugitivos.

      Elimina
  2. Hola,Lluís. Me gustaría saber la referencia bibliográfica de la escritora chilena que estudió la vida de Malgarida, que parece una Margarida pronunciada con acento oriental. Una historia trágica también la de estos navegantes, al estilo familia Medici o Corleone. El tema esclavismo es muy interesante y lacerante. Curioso el término " esclava de plata " que es un tipo de pulsera que se regala a las novias. O el anillo - anilla. Esto de los amores imposibles en tiempos de colonización da para mucha filosofía. Incluso en el norte , está comprobado que varios presidentes americanos tuvieron sus pasiones con esclavas. No soy yo quién lo juzgue. Aunque el amor puede ser muchas veces la peor de las batallas o conquistas.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Todo lo que se de Malgarida parte de ese enlace: http://www.bibliotecanacionaldigital.gob.cl/colecciones/BND/00/RC/RC0124660.pdf

      Elimina
  3. Hay un libro magnifico que retrata bien a los conquistadores, a mi parecer claro, es "La aventura Equinoccial de Lope de Aguirre" de Sender (magnífico escritor, también a mi parecer, claro).
    Juan Eslava Galan lanza, con fundamento creo, una hipótesis del porqué la gente acudió a los posteriores viajes de Colón, la "jodienda". Los que volvían de las "Indias" narraban que alli el fornicio no estaba mal visto, y era verdad, así que el españolito de a pie, que lo tenía complicado para este tema, se embarcaba con la promesa del oro y la "jodienda".
    Con estos temas pasa como con los ascensos al Himalaya, que nadie cuenta con los sherpas, que son los que más ascensos han hecho, y sin ayudas...
    Un saludo.

    ResponElimina
  4. A mí estas historias me recuerdan cómo en la escuela me enseñaron que España tuvo buena cantidad de heroicos exploradores (Pizarro, Cortés, etc.) pero a poco que se escarba se descubre que casi todos ellos eran sanguinarios asesinos. Y no es que me crea la "leyenda negra" inventada por países interesados en desprestigiar a España pero lo cierto es que la Historia está llena de "grandes hombres" que en realidad fueron grandes matarifes.

    No hay más que navegar un poco por los libros de historia para darse cuenta de que todos esos grandes nombres, desde el Imperio Romano y más allá (le echo un vistazo a Google y me da una buena lista: Ciro II el Grande, Alejandro Magno, Julio César, Atila, Gengis Kan, Tamerlán, Hernán Cortés, Francisco Pizarro, Napoleón Bonaparte y Adolf Hitler) lo que fueron sobre todo es unos grandísimos hijos de puta.

    Y ya no entremos en la Biblia, que si el 10 por cien de lo que se cuenta ahí resultara ser verdad tendríamos cientos de miles de humanos asesinados, la mayoría en el nombre de Dios o con su beneplácito.

    Es muy deprimente la Historia de la Humanidad.

    ResponElimina
    Respostes
    1. ...Dicho sea teniendo en cuenta que algunas de las civilizaciones destruidas a consecuencia del Descubrimiento (incas, aztecas...) tampoco se quedaban cortos en sus guerras y en sus miles de sacrificios humanos a sus dioses.

      O que a España, sin ir más lejos, quizá le hubiera ido mejor bajo la férula de los Bonaparte que con el Borbón que repusieron, que en el siglo XIX nuestros antepasados eran casi tan bobos como nuestros votantes actuales.

      Elimina
    2. "O que a España, sin ir más lejos, quizá le hubiera ido mejor bajo la férula de los Bonaparte que con el Borbón que repusieron, que en el siglo XIX nuestros antepasados eran casi tan bobos como nuestros votantes actuales." No tengas ninguna duda. Yo hubiese sido un afrancesado de tomo y lomo.

      Saludos.

      Elimina
    3. Pues yo no se lo que hubiera sido de haber vivido aquella época, pues nada mas alejado que de los masones traidores de aquella época que tanto daño hicieron a los intereses españoles, muchos de ellos afrancesados, pero hubiera considerado imperdonable la traición regia de Carlos IV y Fernando VII ante Napoleón y a ambos como indignos monarcas de España. Ni siquiera Carlista, pues el hermano de Fernando VII no dejaba ser hijo de su madre y, tal vez, de su padre.
      Pero vamos, pretender que los que hicieron la historia del mundo tuvieran que comportarse como los santos o con los principios de un urbanita "progre" del año 2020, es mucha pretensión por alguien que vive en el s.XXI, quien lo ha recibido todo hecho, y que pertenece a un mundo y unos valores a los que se ha llegado gracias a ellos pero sin ellos. Ellos eran hombres de su tiempo, grandes héroes en un mundo que tenían unos medios, unos conocimientos, un grado de civilización y valores muy diferentes de los actuales pero que sin sus logros nuestro mundo sería peor ni hubiéramos alcanzado el nivel actual de nuestra civilización desde la que algunos que nada han hecho para disfrutar de ella se permiten juzgar el imprescindible pasado base de nuestro presente.

      Elimina
  5. Creo, y desviándome del tema central, que no es mi deseo, que a Isabel (Fernando va detrás) vio muy claro que mandar a América a todos aquellos a los que debía favores por las batallas para expulsar a los moriscos de los reinos de Taifas, tanto en dinero, como en materiales, como en hombres, como en armas, y decirles que tomaran aquello en nombre suyo, y que lo gobernaran, era sacarse los instigadores de aquí, de la península y pagarles con tierras allí, en América. Con ello se evitaba volver a desmembrar España, pagar el pecunio del débito con réditos y alejarlos de la corona.
    Para los reyes fue una tabla de salvación y una salida inesperada.

    Todo lo demás ya sabemos como fue. Quizá de Las Casas fue uno de los pocos que estuvo a la altura, pero es otro cantar.
    salut

    ResponElimina
  6. Juan Eslava Galán es un cachondo mental en muchos sentidos. Supongo que con esos términos de zascarrillo secual se cree en los altares de la sabiduría. Bien, no es intelectual ni tampoco va sobrado de educación. Volviendo al tema de la conquista americana yo creo que es difícil meterse en la mente de aquellos que nos precedieron pero todo está relacionado con el poder y las ambiciones personales, con la penuria del momento y la extrema brevedad de la vida. Quién dominaba los puertos y el mar, dominaba la tierra y el comercio. No hay más.. Isabel era ambiciosa como su exposo y le convenía quedar bien con el papa de Roma y estaba bastante enfadada con Inglaterra ( ya se sabe qué fue de Catalina de Castilla y Aragón ). Los que sobrevivieron a los viajes transoceánicos y plantaron allá sus semillas debieron de sentirse liberados de ciertas cargas pero tampoco creo que les fuera demasiado bien.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Unknown.

      Intelectual

      1. adj. Perteneciente o relativo al entendimiento.

      2. adj. Espiritual, incorporal.

      3. adj. Dedicado preferentemente al cultivo de las ciencias y las letras.

      Su obra (cogida de la Wiki)

      Narrativa
      En busca del unicornio, 1987
      Catedral, 1989
      El mercedes del obispo y otros relatos edificantes, 1990
      Cuentos crueles, 1990
      Tu magistral amor, 1990
      El viaje de Tobías, 1992
      Statio Orbis (El magno evento), 1995
      El comedido hidalgo, 1994
      Escuela y prisiones de Vicentito González, 1999
      Señorita, 1998
      Los dientes del dragón, 2001
      La mula, novela, 2003
      La muerte de la abuela, novela, 2003
      El mercenario de Granada, 2006
      Rey lobo, 2010
      Últimas pasiones del caballero Almafiera, novela, Planeta, 20123​
      Misterioso asesinato en casa de Cervantes, Planeta, 2015 (Premio Primavera de Novela)
      El amor en el jardín de las fieras, novela, 2016, Editorial Espasa
      Novelas como Nicholas Wilcox
      Los templarios y la Mesa de Salomón, 2004
      La sangre de Dios, 2001
      Las trompetas de Jericó, 2000
      Los falsos peregrinos, 2000
      La lápida templaria, 1996
      Historia y divulgación
      Cinco tratados españoles de alquimia, 1986
      Roma de los césares, 1988
      Verdugos y torturadores, 1990
      Grandes batallas de la historia de España, 1990
      La vida y la época de los Reyes Católicos, 1996
      Los Reyes Católicos, 2004
      Los íberos. Los españoles como fuimos, 2004
      Califas, guerreros, esclavas y eunucos. Los moros en España, 2008
      Enciclopedia eslava, 2017
      Una historia de toma pan y moja, 2018
      La Tentación del Caudillo, 20204​
      Biografías
      Jofra, 1975
      Yo, Aníbal, 1988
      Yo, Nerón, 1989
      Julio César, el hombre que pudo reinar, 1995
      Cleopatra, la serpiente del Nilo, 1993
      Leyendas y enigmas
      Templarios, griales, vírgenes negras y otros enigmas de la Historia, Planeta, 2011
      La lápida templaria descifrada, 2008
      España insólita y misteriosa, 2006
      El fraude de la Sábana Santa y las reliquias de Cristo, 1997
      Los templarios y otros enigmas medievales, ensayo, 19925​
      El enigma de Colón y los descubrimientos de América, 1992
      Tartessos y otros enigmas de la historia, 1991
      Leyendas de los castillos de Jaén, 1982
      La leyenda del Lagarto de la Malena y los mitos del dragón, 1981
      El enigma de la Mesa de Salomón, 1987
      Viajes
      1000 sitios que ver en España al menos una vez en la vida, 2009
      Viaje a los escenarios del capitán Alatriste, 2006
      Viaje a la costa de las ballenas, 2006
      El paraíso disputado. Ruta de los castillos y las batallas, ensayo, Guías Aguilar, 2003
      Otro Jaén (1999)
      Serie historia para escépticos
      Historia de España contada para escépticos, ensayo, 1995
      Historia del mundo contada para escépticos, ensayo, Planeta, 20126​
      La segunda guerra mundial contada para escépticos, divulgación histórica, Planeta, Juan Eslava Galán 20157​
      La primera guerra mundial contada para escépticos, divulgación histórica, Planeta, Juan Eslava Galán 20147​
      Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie, 2005
      La revolución rusa contada para escépticos, divulgación histórica, Planeta, 2017
      La conquista de América contada para escépticos, 2019
      Historia de Andalucía
      Viaje por el Guadalquivir y su historia. De los orígenes de Tarteso al esplendor del oro de América y los pueblos de sus riberas, divulgación histórica, Esfera de libros, 2016
      Las ciudades de la Bética, ensayo, Fundación José Manuel Lara, 20128​
      Un jardín entre olivos (Las rutas del olivo en España. Masaru en el olivar III), ensayo, 2002
      Las rutas del olivo en Andalucía (Masaru en el olivar II), 2001
      Las rutas del olivo en Jaén (Masaru en el olivar I), 1999
      Guadalquivir, 1990
      Poliorcética
      Castillos y murallas del Reino de Jaén, 1989
      Los castillos de Jaén, ensayo, Universidad de Jaén, 1999

      Elimina
  7. Ensayo
    Historias de la Inquisición, 1992
    50 estampas de la historia de España, ensayo, Círculo de Lectores, 2013
    Friary Grange School. Estudio de una comprehensive school inglesa, 1978
    El catolicismo explicado a las ovejas, 2009
    La madre del cordero, divulgación artística, Planeta, 20169​
    Avaricia, Destino, 2015
    Sociología
    Santos y pecadores. Álbum de recuerdos de los españolitos del siglo XX, ensayo, Planeta, 2002
    Los años del miedo, 2008
    La década que nos dejó sin aliento, Planeta, 201110​
    La España del 98. El fin de una era, 1997
    La España de las libertades, 1997
    De la alpargata al seiscientos, Planeta, 2010
    Tumbaollas y hambrientos. Los españoles comiendo y ayunando a través de la historia, 1997
    Sobre sexo
    Historia secreta del sexo en España, 1992
    El sexo de nuestros padres, 1993.
    Coitus interruptus, 1997
    La vida amorosa en Roma, 1996.
    Amor y sexo en la antigua Grecia, 1997
    Lujuria, Destino, 2015
    Homo erectus, Planeta, 2011
    Cocina
    Cocina sin tonterías, con Diana Eslava; Planeta, 201311​
    Poesía
    Sonetos (2005)
    Traducción de T. S. Eliot, «El yermo», en Antología de poesía inglesa (siglos XVI-XIX) bilingüe Ed. de Ramón López y Román Álvarez, Salamanca, 1991.
    Yo no se bien quien es un intelectual y quien no, la verdad, porque, básicamente este atributo se le concede más con determinadas connotaciones que con la denotación necesaria a la misma. ¿Juan Eslava Galán es un intelectual porque domine hablado y escrito dos idiomas y tenga múltiples de obras escritas? pues ni lo se, ni me importa, la verdad.
    Que un escritor como este ponga la Historia al alcance de gente como yo, ya es un mérito grande, que la haga accesible de forma muy documentada y sin errores históricos también lo es. Que a uno le guste o no le guste, ira por barrios. Yo me he leído gran parte de su obra, sobre todo la colección "para escépticos" que la he leído tres veces, y "Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie" que he leído cuatro veces, porque, simplemente me gusta, para mi es un placer. Como me defino también como escéptico, he buscado errores en las obras históricas que he leído y no los he encontrado, la verdad. Que uno pueda compartir su opinión, ya es otro cantar, pero rigor histórico tiene, eso estoy seguro porque lo he comprobado de diversas fuentes.
    ¿Es razonable que los hombres en las siguientes expediciones de Colon se apuntaran porque las indias no tenían reparos en acostarse con ellos? pues seguramente si, si a eso sumas la leyenda del oro y la falta de perspectivas de futuro en la España de entonces, pues es iun conjunto bastante razonado y razonable.
    Que Juan Eslava Galán no siga el pensamiento políticamente correcto, no le hace mal educado, quizás le hace mejor informado y con pensamiento propio, algo que yo, personalmente, y en mi ignorancia, echo mucho de menos.
    Por cierto, no se donde se dan los carnet de intelectual, ¿hay que ir a una academia? ¿se puede hacer a distancia?, ¿hay que afiliarse a algún partido político?.
    Solo por, como dice él, "desasnar" a gente como yo que andamos escasos de Cultura y hacerlo de forma ingeniosa y agradable se merece todo mi respeto, al fin y al cabo alguien hace siglos decía:
    "Piensa como piensan los sabios, más habla como habla la gente sencilla." Aristoteles (384 AC-322 AC). Filósofo griego.
    Mi experiencia vital en zonas donde si poseo algún conocimiento me dice que la mayoría de los ignorantes se refugian en cuatro palabras rebuscadas para intentar aparentar lo que no tienen, es decir, conocimiento; la gente que domina el tema, lo hace accesible a cualquier profano.
    Un saludo a todos.

    ResponElimina
  8. Conozco muy bien la obra de Juan Eslava Galán y a su familia, más de lo que usted se piensa, señor. Pero si para demostrar cultura tienes que usar normalmente el tema de la jodienda , pues ya ve usted.. .pero para gustos los colores. Buenas noches.
    PD: Me ha encantado su aportación bibliográfica. Le felicito, caballero.

    ResponElimina