24 de febr. 2019

Hands off Colliure


El día 1 de octubre de 2017 me fui a Colliure, me arrodillé ante la tumba de Machado y supliqué, laicamente, por España. Mi abuelo se exilió de España en 1939 y por eso voy a menudo por la ruta de los exiliados de la democracia: voy a callar, a meditar, a ofrecer mi respeto. Debo aclarar que la sagrada unidad de España y si Cataluña es nación o no me importan lo mismo: un pimiento. La independencia de Cataluña, su presidente legítimo y su presidente vicario, la suerte en el juicio de los políticos presos por aquellos hechos y todo lo demás también me importa un carajo. Solo espero (pido) que la justicia sea ecuánime, que la Constitución prevalga, que todo sea racional. Va siendo hora de volver al buen sentido y a la racionalidad.

El 1 de octubre de 2017, en Colliure, ante la tumba del poeta no éramos más de diez personas. Había silencio, respeto, admiración. Sobretodo lo segundo: respeto. El cementerio de Colliure es pequeño, tranquilo, urbano, civilizado. Don Antonio no es el único español exiliado que fué sepultado allí. El día 1 de octubre de 2017 era día de mercadillo en el pueblo, así que nos compramos unas raciones de pizza y unas botellitas de agua en un puesto del mercado y luego nos fuimos a la playa, a comer en silencio y a escuchar la voz de las gaviotas.

Mi sentimiento español se parece bastante al del poeta sevillano: siento a España con dolor, con pena, con la melancolía que se siente por las oportunidades perdidas, las alternativas arruinadas, las opciones saboteadas a diestra y a siniestra. España pudo ser algo que no fue, pero el dolor nos une, y luego está la esperanza, la esperanza. España puede ser. Por el destino de Cataluña no siento nada, y pido perdón a quién pueda ofenderle eso. Pienso que nunca ha existido nada llamado "Cataluña", de acuerdo con las lecturas leídas. Sea como sea, la entidad real o ficticia de Cataluña no aportó nada relevante a la humanidad. Por eso soslayo el asunto.

Lo que no puede ser es la maldad, ese oportunismo marchito y triste de unos cuantos catalanes muy catalanistas y mucho catalanes que se fueron a Colliure el 24 de febrero de 2019, pidiendo la libertad que reclaman los fuertes, los insolidarios y los mezquinos. Se plantan en Colliure para gritar, rebuznar, relinchar o ladrar ante la tumba del poeta.  Dicen que protestan contra Pedro Sánchez y contra España, pero solo odian a Sánchez porqué la derecha nacionalista odia al socialismo, porqué es derecha populista, porqué prefieren otra España: la que es su espejo: rancia, populista y derechona. Los nacionalistas catalanes quieren a Casado, Rivera y Abascal: con ellos comparten idioma, el idioma de la estulticia nacionalista. Quienes hacen eso no respetan al poeta, no respetan a la poesía, no entienden el arte ni entienden la vida. Ni la muerte entienden. No respetan nada. Nada. Y por lo tanto, nada se merecen. Machado aborrecía a esos que piden libertad para los ricos, derecho a ser insolidarios y mezquinos, derecho a pasarse la libertad por el forro y a ejercer una democracia de fraude, de urna tramposa y espúrea, a ser cobarde, a ser amigo del fuerte y enemigo del débil.

España, la España de Machado, era otra cosa. Otra cosa que todavía puede ser, porqué el hombre sueña cada noche e incluso en la noche más oscura hay una luz que brilla. Igualdad, justicia. Esa es la luz que iluminó a Machado. Y no la tiniebla de esas banderas y de esos gritos guturales, ese oscurecimiento nacionalista, cavernario. Quienes se han ido a vociferar a Colliure se han equivocado. Han profanado la tumba, el silencio y el respeto.

Me falta seguir el camino que relata Gil de Biedma en su Diario, siguiendo los pasos de Walter Benjamin des de Banyuls hasta Portbou. El día en que camine este camino, espero no encontrarme a los profanadores.

14 comentaris:

  1. Yo no les llamaría profanadores, les llamaría oportunistas.
    Un abrazo

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. De acuerdo: son oportunistas profanadores, una nueva especie del oportunista, el oportunista profanador. Creo que todos los profanadores han sido oportunistas.Los antiguos profanadores ho eran por necesidad, esos por vicio.

      Suprimeix
  2. Cotlliure, 29.9.96

    No t'he dut flors, Antonio, t'he portat
    un silenci amorós, per no interrompre
    el teu íntim diàleg amb la mort
    que fa tants anys que dura. Compartir-te
    ha estat deturar el temps per retrobar-me
    més ingenu que mai i amb un sanglot
    a flor de pell, com una criatura.
    No t'he dut res, Antonio, però estimo
    més que abans aquest mar que m'ha vist créixer
    i prop del qual confio de morir
    d'ençà que he vist que tu m'hi acompanyes.

    Miquel Martí i Pol. (llibre de les solituds)

    COMPLIMENT A ANTONIO MACHADO

    Aquest senzill poema m'agrada molt, i aquests independentistes que dius no se que hi han anat a fotre enguany a Colliure.

    Salut

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. El Martí i Pol no m'agrada gaire (o gens), és un altre sobrevalorat, com el Llach, que no sabia compondre i ara sabem que tampoc no sap pensar. Però et valoro el gest. Gràcies, Francesc. La poesia del Machado ha estat molt ben musicada pel Serrat i per l'Ibáñez. https://youtu.be/gjmFiMVHxVU

      Suprimeix
  3. He escuchado la noticia del tradicional grupo de fanáticos de las cuatro barras en el acto de hoy en Collioure y me ha parecido sencillamente repugnante. Ya no saben si matan o espantan. Esa gente no tiene pasado, sin duda.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Uno de los males del independentismo (aunque no es exclusivo de él) es la falta de lecturas, ese analfabetismo funcional. No siguen ninguna realidad histórica, solo consignas proclamadas por líderes ignorantes y malintencionados.

      Suprimeix
  4. No son oportunistas aunque lo parezcan, son impresentables y miserables que se aprovechan de todo lo que pueden aunque no comulguen con ello... simplemente psicópatas y algo peor

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Me hubiese gustado preguntar a alguien de los que se fueron a Colliure por las motivaciones del acto.

      Suprimeix
  5. Creo que comparar a los nacionalistas catalanes con Casado y Rivera es muy injusto. Seguimos teniendo mucho miedo a defender la idea de España. Una idea que el propio Machado defendió. Por lo demás, me identifico con los sentimientos que expresas tan bellamente.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Creo que tienes razón. Posiblemente, además, sea importante defender la idea de España, no vaya a ser que dejemos España en manos de quienes tienen una visión tan minúscula de ella.

      Suprimeix
  6. El numerito de los indepes es vomitivo. No tengo mucho más que decir. He leído descripciones de testigos personales que confirman todo lo que ya sabemos por estas tierras. Viejito exiliados de verdad, de los de la guerra civil, de los de los campos de concentración llamados fachas por los camisas pardas de la estelada. Para llorar

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Los independentistas llamaron "fascistas" a los viejos republicanos que iban a honrar a Machado. Indescriptible. La mayoría de los primeros, como todo el mundo sabe, no solo jamás protestaron contra Franco sino que sus familias vivieron la mar de bien durante la dictadura.

      Suprimeix
  7. Con permiso, creo que esto de los Hermanos Machado, puede ser interesante para ti. Es un profesor de Cataluña, si quieres lo ves...

    https://olahjl2.blogspot.com/2019/02/el-intercambio-antonio-y-manuel.html?showComment=1551182417730#c801074321258138366

    Un saludo

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. He visitado el blog. Lo desconocía, y es muy interesante por varios motivos. Gracias por el enlace. Cada día se aprende algo.

      Suprimeix